Caca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9101 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo III
LAS RELACIONES CONCRETAS CON EL PRÓJIMO
No hemos hecho hasta ahora sino describir nuestra relacion fundamental con el otro. Esta relacion nos hapermitido explicitar las tres dimensiones de ser de nuestro cuerpo. Y, aunque la relacion originaria con elprojimo sea primera con respecto a la relacion de mi cuerpo con el ajeno, nos ha aparecido claramente que elconocimiento de lanaturaleza de mi cuerpo es indispensable para cualquier estudio de las relaciones particulares de mi ser con el de mi projimo. Estas suponen, en efecto, de una y otra parte, la facticidad, esdecir, nuestra existencia como cuerpos en medio del mundo. No es que el cuerpo sea el instrumento y la
causa de mis relaciones con el projimo, pero constituye la significacion de ellas y senala sus limites: captolatrascendencia-trascendida del otro como cuerpo-en-situacion, y como cuerpo-en-situacion me experimento en
mi alienacion a favor del otro. Podemos examinar ahora estas relaciones concretas, puesto que ya sabemos loque es nuestro cuerpo. No son simples especificaciones de la relacion fundamental: aunque cada una incluya
en si la relacion originaria con el Projimo como su estructura esencial y sufundamento, son modos de serenteramente nuevos del para-si. Representan, en efecto, las diferentes actitudes del para-si en un mundo enque hay otros. Cada una de ellas presenta, pues, a su manera la relacion bilateral: para-si-.para-otro, en-Si. Sillegamos, pues, a cxplicitar las estructuras de nuestras relaciones mas Primitivas con el-otro-en-el-mundo,habremos concluido nuestra tarea. En efecto,al comienzo de este trabajo nos interrogabamos sobre lasrelaciones entre el para-si y el en-si; ahora sabemos que nuestra tarea era mas compleja: existe la relacionentre el para-si y el en-si en presencia del otro. Cuando hayamos descrito este hecho concreto, estaremos encondiciones de dar conclusiones sobre las relaciones fundamentales de esos tres modos de Ser, y podremos
quizas esbozar unateoria metafisica del ser en general. El para-si como nihilizacion del en-si se temporalizacomo huida hacia. En efecto, trasciende su facticidad -ser dado o pasado o cuerpo- hacia el en-si que seria sipudiera ser su propio funcionamiento. Esto se traducira en terminos ya psicologicos -y, por eso mismo,impropios, aunque acaso mas claros- diciendo que el para-si intenta escapar a su -existencia deecho, esdecir, a su ser-ahi, como en-si del cual no es en modo alguno el fundamento, y que esa huida se producehacia un porvenir imposible y siempre perseguido en que el para-si seria en-si-para-si, es decir, un en-si quefuera por si mismo su propio fundamento. Asi, el para-si es huida y persecucion a la vez; a la vez huye delen-si y lo persigue; el para-si es un perseguidor-perseguido. Perorecordaremos, para aminorar el peligro deuna interpretacion psicologica de las precedentes bservaciones, que el Para-si no es primero para intentardespués alcanzar el ser; en una palabra, no debemos concebirlo como un existente dotado de tendencias, a lamanera como este vaso esta dotado de ciertas cualidades particulares. Esa huida perseguidora no es un datoque se daria por anadidura al ser del para-si,sino que el para-si es esa huida misma; esta no se distingue de
la nihilizacion originaria: decir que el para-si es perseguidor-erseguido es lo mismo que decir que es en elmodo de haber de ser su ser o que no es lo que es y es lo que no es. El para-si no es el en-si ni podria serlo,
pero es relacion con el en-si; es, incluso, la unica relacion posible con el en-si; cenido por el en-si portodoslados, no le escapa sino porque no es nada y esta separado de aquel por nada. El para-si es fundamento de
toda negatividad y de toda relacion; el es la relación.De este modo, el surgimiento del projimo alcanza al para-si en Pleno meollo. Por y para el otro, la huidaperseguidora queda fijada en en-si. El en-si la atrapaba va de nuevo a medida que se producia; esa fuga eraya, a la vez, negacion...
tracking img