Caida del socialismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3591 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 12 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION

En este capítulo introductorio nos proponemos resumir las principales peculiaridades y novedades del análisis del socialismo que vamos a efectuar en este libro. Igualmente se efectuará un breve resumen y evaluación del contenido, estructura y conclusiones de la obra; para terminar indicando una lista de posibles líneas de investigación que, partiendo del análisis propuesto,estimamos que, por su gran interés e importancia, sería preciso emprender.

El fracaso histórico del socialismo

La caída del socialismo en los países del Este de Europa es un acontecimiento histórico de primera magnitud que, sin duda alguna, ha pillado de improviso a la mayor parte de los estudiosos de la Ciencia Económica. No se trata, tan sólo, de que la economía como ciencia no haya estado a laaltura de circunstancias históricas de enorme importancia que no ha sido capaz de prever, sino que tampoco, y esto es aún más grave, ha sabido desempeñar el papel de proporcionar al género humano el instrumental analítico necesario para permitirle evitar al mismo tiempo graves errores cometidos. Todo lo contrario, en muchas ocasiones se ha utilizado su aureola y prestigio científicos parajustificar y alentar políticas económicas y sistemas sociales que ostensiblemente han fracasado, con un coste desproporcionado en términos de sufrimientos humanos.

Ante esta situación, los economistas del mundo occidental, lejos de manifestar un profundo malestar o desconcierto, siguen haciendo su ciencia como si nada hubiera sucedido. Y en aquellas contadas ocasiones en las que un economista deprestigio se ha planteado la incómoda cuestión relativa a lo que ha podido suceder para que la mayoría de los teóricos profesionales fueran incapaces de evaluar adecuadamente y prever a tiempo el curso de los acontecimientos, se han dado respuestas que, por ingenuas y superficiales, son muy poco satisfactorias. Así, por ejemplo, se ha hablado de un «error» en la interpretación de los datos estadísticosque, procedentes de los sistemas de socialismo real, se habrían aceptado por la profesión sin el suficiente «espíritu crítico ».

También se ha mencionado la insatisfactoria consideración científica que se ha dado al papel que los «incentivos» juegan en la vida económica. Poco más es lo que hasta ahora se ha oído de mea culpa por parte de la profesión y de sus miembros más destacados. Nadie, omejor dicho casi nadie, se ha planteado la posibilidad de que quizá la esencia misma del problema radique en el método y en la forma de hacer economía que han venido preponderando en nuestra ciencia, precisamente a lo largo del mismo número de años que de manera aproximada y durante este siglo han pervivido los sistemas socialistas. Y son más que suficientes los dedos de una mano para enumerar aaquellos economistas que han acometido la inexcusable y trascendental tarea de sacar a la luz y reevaluar el contenido del debate en torno a la imposibilidad económica del socialismo que, iniciado a instancias de Ludwig von Mises en 1920, se extendió a lo largo de las décadas subsiguientes.
Dejando a salvo estas tan aisladas como honrosas excepciones, parece como si la mayoría de los economistasprefiriesen orientar a partir de ahora sus investigaciones extendiendo la «ley del silencio» sobre todo lo escrito hasta hoy sobre el socialismo, tanto por ellos mismos como por sus predecesores. Y, sin embargo, no puede pasarse la página del socialismo en la Historia como si su fracaso ninguna influencia fuera a tener sobre el conocimiento humano de tipo científico. En efecto, la historia delpensamiento económico quedaría completamente coja si de nuevo éste se dispersara a partir de ahora en el análisis de los «problemas puntuales» más acuciantes de cada momento, olvidando la necesidad fundamental de someter a una profunda reevaluación y estudio críticos los análisis sobre el socialismo hasta ahora efectuados y, en particular, de pronunciarse definitivamente, en términos de refutación...
tracking img