Calidad en el sector publico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 50 (12377 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
R E V I S T AR E V I S A AC E P A L A7 1 E P A L O S T O DE L T DE C • AG 71

2000

7

El papel del Estado y la calidad del sector público
Vito Tanzi
Director, Departamento de Asuntos Fiscales, Fondo Monetario Internacional vtanzi@imf.org

Este artículo llega a la conclusión de que la calidad del sector público sólo puede evaluarse en relación con el papel del Estado. En general, unsector público eficiente debería poder alcanzar los objetivos del Estado, con la menor distorsión posible del mercado, con la carga tributaria más baja posible sobre los contribuyentes, con el menor número posible de empleados públicos y con la menor absorción posible de recursos económicos por el aparato público. Los procesos y resultados del sector público deben ser transparentes. La corrupción nodebería desempeñar papel alguno en las decisiones de los burócratas y de los dirigentes políticos. Y los recursos en manos del sector público deberían dedicarse a usos que maximicen su rentabilidad social. La calidad del sector público también es importante para alcanzar el objetivo de equidad que hoy se percibe como una de las metas fundamentales del Estado. Un sector público de alta calidadpermitiría ir tras la equidad con costos menores en términos de eficiencia. Finalmente, las llamadas reformas de primera generación no siempre elevan la calidad de este sector, aunque sí mejoran la de la política pública. De hecho, el ir en pos de reformas de primera generación es lo que ha puesto de relieve la necesidad de mejorar la calidad del sector público. Para que esto último se logre, sonnecesarias las reformas de segunda generación.

EL PAPEL DEL ESTADO Y LA A G O S T O DEL 0 0 CALIDAD 2 0 SECTOR PUBLICO • VITO TANZI

8

REVISTA

DE

LA

CEPAL

71



AGOSTO

2000

I
El papel del Estado
“¿Cuál es el mejor gobierno? Aquel que nos enseña a gobernarnos a nosotros mismos” Johann Wolfgang von Goethe

Los seres humanos son animales sociales y, en consecuencia,tienden a congregarse en grupos. Esa congregación genera mercados y crea la necesidad de instituciones sociales. Los mercados y las actividades económicas se caracterizan por la especialización entre los participantes. La especialización lleva al intercambio, lo que a su vez supone contratos. Estos pueden ser implícitos o explícitos. Los contratos implícitos caracterizan a las sociedades primitivasy a menudo se imponen por la aplicación de códigos morales y sociales. A medida que se desarrolla, la sociedad exige contratos más explícitos o formales. Ellos, por su parte, demandan instituciones que los registren, cuando se exija su registro, y que los hagan cumplir. En las economías de mercado, los individuos también acumulan activos y esta acumulación lleva a la necesidad de proteger lapropiedad. Además, necesitan protección contra los elementos criminales dentro de sus propios grupos o de fuentes foráneas. Así, todo conglomerado de individuos exige la existencia de instituciones, por rudimentarias que sean, que cumplan estas funciones y que puedan considerarse como un Estado mínimo. Este es el papel esencial del Estado en una sociedad primitiva o su papel mínimo en cualquiersociedad.1

El presente artículo pretende ser un aporte a la literatura sobre las reformas de segunda generación. Una versión anterior fue presentada a la Conferencia sobre reformas de segunda generación organizada por el Fondo Monetario Internacional (Washington, D.C., 8 y 9 de noviembre de 1999) y a otra sobre el control de las actividades públicas organizada por el Banco de Italia (Perugia, 2 y 3 dediciembre de 1999). El autor agradece los comentarios sobre una versión preliminar de este informe que le hicieron llegar Era Dable-Norris, Barry Potter y Howell Zee. También expresa su agradecimiento a Patricio Castro, Jerome Fournel, Eduardo Ley, Istvan Székely y otros participantes de un seminario interno del Departamento de Finanzas Públicas del FMI. Las opiniones vertidas en este artículo...
tracking img