Calvino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1487 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PRÁCTICA 1 PERSONAJE CARACTERÍSTICA BIBLIOGRAFÍA:

APELLIDOS:

Indicar los apellidos

NOMBRE:

Indicar nombre

"Marcovaldo" Un obrero amante de la naturaleza, en la ciudad. CALVINO, Italo. "Marcovaldo". Ediciones Siruela. Madrid 1999.
SOBRE EL PERSONAJE «En medio de la ciu dad de cemento y asfalto, Marcovaldo va en busca de la Naturaleza. Pero , ¿existe todavía la naturaleza? La que élencuentra es una Naturaleza desdeño sa, contrahecha, com prometida con la vida artificial. Personaje bufo y melancó lico, Marco valdo es el protagonista de una serie de fábulas mo dernas...» (C ALVINO, p. 12) «Las características del protagonista se insinúan apenas: es un espíritu sencillo, es padre de fam ilia num erosa, trabaja de peón o mo zo de una em presa, es la última encarnación de unaserie de cándido s héroes po brediablo s a lo Charlot, co n una particularidad: la de ser un Hom bre de la Naturaleza, un buen salvaje exiliado en la ciudad industrial. Desde qué lugar ha venido a la ciudad, cuál es ese 'otro lugar' que le po ne nostálgico , no se nos dice; cabría definirlo como 'inmigrante', si bien esta palabra no aparece nunca en el texto; quizás la definición resulteimpropia...» (ibíd. p. 12) «Tenía este Marcovaldo un ojo poco adecuado a la vida de la ciudad: carteles, semáforos, escaparates, ró tulos lumino so s, anuncios, por estudiados que estuvieran para atraer la atención, jamás detenían su mirada que parecía vagar po r las arenas del desierto . En cambio , una hoja que amarilleara en una rama, una pluma que quedase enganchada en una teja, nunca se le pasaban poralto: no había tábano en el lomo de un caballo, taladro de carcoma en una mesa, pellejo de higo escachado en la acera que Marco valdo no notase, y no hiciese objeto de cavilación, descubriendo las mudanzas de las estaciones, las apetencias de su ánimo y la m iseria de su existencia» Lo s relatos po drían estructurarse en una secuencia que acaece en el marco de la gran ciudad, donde Marcovaldoescudriña la ronda de las estaciones en los accidentes atmo sféricos y en el menor signo de v ida animal y v egetal, sueña con el reto rno a un estado de naturaleza y acaba con una indefectible desilusió n. La ciudad nunca se nombra, po dría id entificarse con Milán, quizás Turín, con lo que el auto r significa que no se trata de una ciudad, sino de la ciudad, la m etró po li industrial. «Todavía másindeterminada es la firm a, la empresa en que trabaja... no conseguiremos saber qué se fabrica, qué es lo que venden, bajo la misterio sa firma Sbav, ni que contienen los cajones y cajas que Marcovaldo carga y descarga o cho ho ras al día. Es la firm a, la empresa, el símbo lo de to das las firmas, las empresas, las sociedades anónim as, las marcas de fábrica que im peran so bre las perso nas y sobre las cosas de nuestro tiempo» (ibíd. p. 14.). «Marcovaldo , pese a todos lo s reveses, no es nunca pesimista; está siempre dispuesto a descubrir, en medio del m undo que le es ho stil, el po rtillo hacia un mundo a su medida; no se rinde jam ás, está siem pre dispuesto a empezar de nuevo. Verdad es que el libro no invita a ilusionarse con una actitud de superficial optimismo : el hombre contemporáneo ha perdido la armonía entre él y el medio en que vive, y la superación de tamaña discordancia es un cometido arduo , pues las EXTRACTOS LITERARIOS «Así, una m añana, esperando el tranvía que le llevaba a la co mpañía Sbav do nde servía como mozo, notó una cosa insólita cerca de la parada, en la franja de tierra estéril y costrosa que sigue el arbolado del paseo : aquí y allá, al pie de lo sárboles, parecía que se formaban chichones, alguno de los cuales se abría y dejaba asomar redondo s cuerpos subterráneos. Se agachó para atarse los zapatos y miró co n atención: ¡eran ho ngos, verdaderas setas, que estaban brotando en pleno centro de la ciudad! A Marco valdo le pareció que el mundo m ísero y gris que le circundaba se hacia de pronto pró digo en riquezas ocultas, y que aún...
tracking img