Cambiar el mundo sin tomarse ee poder

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 414 (103301 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cambiar el mundo sin tomar el poder El significado de la revolución hoy

John Holloway

-1-

1 ra. Edición: Benemérita V. A. de Puebla y Revista Herramienta. 2da. Edición: Revista Herramienta (Chile-Argentina) Año 2002 CAMBIAR EL MUNDO SIN TOMAR EL PODER Para la presente edición venezolana según contrato del 23 de marzo de 2005, firmado en la Ciudad de Buenos Aires. © Copyright 2005 VadellHermanos Editores, C.A. Valencia: Calle Montes de Oca, Edif. Tacarigua, Piso 6 Teléfonos: (0241) 858.5969 - 858.5945 (Fax) Caracas: Peligro a Pele el Ojo, Edif. Golden, Sótano Teléfonos: (0212) 572.3108 - 572.5243 E-mail: edvadell1@cantv.net - edvadell@telcel.nel www.vadellhermanos.com Hecho Depósito de Ley Depósito Legal: 1f51120053201650 ISBN: 980-212396-X Impresión: Editorial Melvin, C.A.Impreso en Venezuela - Printed in Venezuela Agradecimientos Existe una enorme cantidad de personas a las que debo agradecer por la ayuda que me han prestado en la producción de este libro. En primer lugar, a Eloma Peláez, cuya mefistofélica presencia se desplaza por cada palabra, cada punto y cada coma del libro, y sin quien nunca hubiera podido siquiera imaginar la unidad de constitución yexistencia: no duración sino nunc stans. A Werner Bonefeld, Richard Gunn y ahora a Sergio Tischler, a quienes mucho debo por la cantidad innumerable de seminarios y discusiones que hemos compartido durante estos años, por su apoyo y por sus muy valiosos comentarios durante varias de las etapas de la producción del texto. He tenido la enorme fortuna de discutir tanto el texto en detalle como las ideasrelacionadas con los miembros del seminario sobre Subjetividad y Teoría Crítica en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades en Puebla: a todos ellos, muchísimas gracias. Dos viajes que realicé a la Argentina también cumplieron un importante papel en la cristalización de las ideas contenidas en este libro. El primero de ellos, para dictar un
-2-

seminario en el Instituto Argentino deDesarrollo Económico, organizado por Gustavo Roux y Eliseo Giai; el segundo, para dictar un seminario intensivo de una semana de duración en la Facultad de Filosofía y Letras en Rosario, organizado por Gladys Rímini y Gustavo Guevara. A los organizadores y a los que participaron en esas actividades mi más profundo agradecimiento. Y, estando en la Argentina, un agradecimiento muy especial a Alberto Bonnet,Marcela Zangaro y Néstor López por su constante ayuda y aliento. Aquí en Puebla, a Virginia Castillo por su apoyo constante. Mi más sincero reconocimiento a todos aquellos que han sido tan amables como para comentar los borradores, a menudo meticulosamente: Simon Susen, Ana Dinerstein, Jorge Luis Acanda, Chris Wright, José Manuel Martínez, Cyril Smith, Massimo de Angelis, Rowan Wilson, Ana EstherCeceña, Enrique Rajchenberg, Patricia King, Javier Villanueva y Lars Stubbe. Gracias también a Steve Wright por ayudarme con el irresoluble problema del chequeo de las citas de último momento. A Roberto Vélez Pliego, Director del Instituto de Ciencias Sociales de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, mi genuino agradecimiento por su apoyo y por contribuir a hacer del Instituto un lugarexcepcional en el que trabajar. Por la edición en español, un profundo agradecimiento a Marcela Zangaro por el cuidado y la habilidad con la que tradujo el libro del inglés. Y a Néstor López, Carlos Cuéllar, Chiche Vázquez y a todos los compañeros de Herramienta por su entusiasta apoyo y ayuda en la preparación de esa edición. A Aidan, Anna-Maeve y Mariana Holloway, gracias por hacer que seaimpensable la idea de abandonar la esperanza. A todos aquellos que me han ayudado y alentado y que no menciono aquí, por favor, acepten mi gratitud y recuerden que la identificación es dominación.

-3-

Prólogo a la edición en español

"Que se vayan todos... y no quede... ni uno solo" ¡Qué sueño! ¡Qué sueño bello! Imaginémoslo: un mundo sin políticos, un mundo sin sus amigos capitalistas, un...
tracking img