Cambios de las tecnicas de la estetica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3089 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESCUELA SECUNDARIA OFIAL NÚMERO O583 A LA NORMAL DE TEJUPILCO.

PROFESORA: ARACELI

MATERIA: ESTETICA Y SALUD CORPORAL.

TRABAJO: CAMBIOS DE LAS TECNICAS DE LA ESTETICA.

ALUMNA: DIANA LAURA LÓPEZ ALCALÁ.

GRADO: 3°

GRUPO: “A”

CICLO ESCOLAR 2010 2011.

EPOCA DE LA PREHISTORIA.

Las actividades y oficios que desempeñaba la mujer en la época prehispánica, desde el año 400 a.C.hasta la Conquista española (1521), así como los hábitos en el arreglo personal y los estereotipos de belleza, se presentan en la exposición "Diosas y mortales", en el Museo Regional de La Laguna, en Torreón, Coahuila.
La muestra, organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), está conformada por un centenar de piezas arqueológicas provenientes de las culturas olmeca,totonaca, nahua del Altiplano y mixteca, que se asentaron principalmente en Veracruz, Puebla y Tlaxcala.
Entre las piezas destacan esculturas de antiguas diosas, figurillas antropomorfos de mujeres, accesorios de jadeíta, obsidiana y cristal de roca, estuches de barro para "maquillaje", peines de hueso y trozos de minerales que eran utilizados como espejos.
Procedente del Museo Regional de Puebla ybajo la curaduría del arqueólogo Eduardo Merlo, la exposición gira en torno a las actividades cotidianas que desarrollaba la mujer prehispánica, como la elaboración de textiles, la alfarería y la agricultura.
Asimismo, aborda uno de los papeles más importantes que tenía la mujer dentro de esta sociedad, la prostitución, que a diferencia de hoy en día era bien vista por la comunidad, ya que erauna forma de evitar que los hombres que iban a la guerra violaran a las mujeres de los pueblos conquistados, sostuvo Merlo.
La diversidad de actividades propias del sexo femenino en la época prehispánica quedó plasmada en objetos de uso cotidiano, figurillas de barro y esculturas de algunas deidades.
Entre los objetos que reúne "Diosas y mortales" destacan tres figurillas de barro de la culturaolmeca, con la representación de mujeres embarazadas, las cuales datan del siglo IV a.C.
También incluye seis esculturas de piedra basáltica que hacen alusión a seis diosas asociadas a las actividades realizadas por las mujeres, como Chalchiuhtlicue, deidad del agua, la cual data del año 500 d.C.
Otras de las esculturas de diosas son Tonantzin, también llamada Xilonen, del maíz; Mictecacíhuatl,de la muerte; Tlazoltéotl, de la inmundicia, los pecados sexuales y las prostitutas; Toci, la diosa abuela, y Tlaltecuhtli, de la tierra.
Estas piezas datan del año 1500 aproximadamente y fueron halladas en los estados de Puebla y Tlaxcala.
"Tonantzin o Xilonen es la diosa del maíz y aparece representada como una jovencita que cuida los maizales. En la época colonial, la figura de esta diosa fueabsorbida por la Virgen de Guadalupe", explicó el arqueólogo del INAH.
Toci es la diosa abuela o diosa vieja que enseñaba a las mujeres los secretos de la vida doméstica y la coquetería. Cabe resaltar que curiosamente en todos los lugares en donde se le veneraba durante la época prehispánica, los evangelizadores construyeron templos dedicados a Santa Ana, madre anciana de la Virgen.
Añadió queuna diosa controvertida fue Tlazoltéotl o Xochiquétzal, diosa asociada a las prostitutas y a la inmundicia, como lo refieren los cronistas españoles. Simbólicamente, era una deidad que para limpiar las faltas de hombres y mujeres se comía los pecados sexuales.
Quizá uno de primeros oficios que adoptó la mujer fue este último, el cual no era mal visto en la época prehispánica, incluso, lasahuianime o prostitutas eran apreciadas como reflejo de esa diosa, indicó.
"Jugaban un papel muy importante porque acompañaban a los guerreros, además eran las únicas mujeres que usaban sandalias, pues el resto andaban descalzas. En este sentido, los zapatos o cactlis eran una señal de las mujeres que ejercían la prostitución", destacó Eduardo Merlo.
En sus crónicas Fray Bernardino de Sahagún...
tracking img