Cancion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1424 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
 Argentina Es Mi Lugar 
Rapidshare 
ARGENTINA ES NUESTRO HOGAR

Jairo, Sandra Mihanovick, Sergio Denis, Tormenta, Estela Raval, Valeria Linch, Guillermo Fernandez, Juan Ramón, Víctor Heredia, María Marta Serra Lima, Leo Dan, Miguel Cantilo

Tal vez estés caído,
y veas todo mal,
te has gastado la esperanza,
de matar una confianza,
y no quieres seguir más

La fuerza está en nosotros,no pienses que estas sólo,
para poder cambiar,
no es tiempo de palabras
si pudiéramos unirnos
quien podrá impedirnos
mostrar nuestra verdad

CORO
Mi lugar tu lugar nuestro lugar
es aquí no lo dudes ni un instante,
nuestros padres y abuelos
no vivieron el esfuerzo
de la mano juntos vamos a cantar
Mi lugar tu lugar nuestro lugar
es aquí no lo dudes ni un instante,
aprendiendo delpasado sin volver la vista atrás
para todos: ARGENTINA ES NUESTRO HOGAR

Sigamos adelante, el futuro ya empezó
con toda nuestra fe
comienza a amanecer,
ya es tiempo que llamemos
las cosas por su nombre
y empecemos a crecer

CORO
Mi lugar tu lugar nuestro lugar
es aquí no lo dudes ni un instante,
nuestros padres y abuelos
no vivieron el esfuerzo
de la mano juntos vamos a cantar
Mi lugartu lugar nuestro lugar
es aquí no lo dudes ni un instante,
aprendiendo del pasado sin volver la vista atrás,
para todos: ARGENTINA ES NUESTRO HOGAR

(Se repite 3 veces)

La Danza criolla

Reseña histórica de nuestras danzas.
Desde los primeros tiempos de la colonización los españoles trajeron al Nuevo
Continente sus danzas, junto con otras europeas que
conocían. Entre ellas puedenmencionarse, a solo título de
ejemplo, la Chacona, la Gallarda, la Zarabanda, el Agua
de Nieve, el Paspié o Pasapie, el Minué, etc., en el Perú; la
Seguidilla, el Fandango, el Zapateo o Zapateado, la Tirana
y el Bolero, en Chile; el Minué, la Contradanza y la
Gavota, en los salones de Buenos Aires, y el Fandango, la
Cachucha y el Bolero, en los ambientes populares de la
misma ciudad.
Uno delos bailes más difundidos en la región de Buenos
Aires, en el siglo XVIII, fue el españolísimo Fandango,
muy movido y picaresco; y tanto, que en 1743 el obispo
José de Peralta Barnuevo y Rocha lo prohíbe,
"bajo pena de excomunión mayor" con gran descontento
de los alegres cultores de la danza; diez años más tarde el
Cabildo Eclesiástico se expide manteniendo la prohibición,
y sólo en 1776pueden aquellos volver a bailarla
libremente, cuando el Gobernador Vertiz -que más tarde
sería el brillante virrey de las luminarias-, levantó la
interdicción y autorizó su práctica, entonces,
naturalmente, con gran indignación del clero. El Rey de España, llamado a dirimir le
cuestión, le puso fin en forma terminante: prohibió el Fandango y otros bailes
picarescos; pero ya todos elloshabían dejado su herencia a los hijos del país.
Con el correr del tiempo, a medida que el elemento social se iba modificando por el
incremento del número de los nativos americanos -los criollos-, que acusaban
caracteres y gustos diferentes a los que tenían los peninsulares, las danzas
españolas y europeas fueron sufriendo un proceso lento de adaptación, de
"acriollamiento", comenzando a bailarse "ala manera del país". Según varios
autores, está probado que ya en el siglo XVIII se bailaban en la América hispana
danzas que no eran españolas ni indígenas.
Ya entrado el siglo XIX, y especialmente a partir de le época de la revolución e
independencia, los criollos, en base a los elementos musicales, coreográficos,
poéticos y argumentales de las antiguas danzas españolas y europeas, creano
recrean otras de neto sabor vernáculo, dándoles nuevos nombres y especiales
características. Así nacieron, dentro de nuestro país o en los vecinos, muchas de
nuestras danzas tradicionales, gestadas colectiva y anónimamente, sin autor o
autores determinados.
Sobre el particular dice le Sra. Ana S. de Cabrera, concertista de guitarra, en su
obra "Rutas de América": "En una audición...
tracking img