Canto xii y xxvi del infierno de dante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1651 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Nacional Del Litoral

Facultad de Humanidades y Ciencias

Carrera: Profesorado de Letras

Año académico: 2010

Asignatura: Literatura Francesa e Italiana

Profesora: Crolla, Adriana

Título del trabajo: T.P. sobre el canto XII y XXVI del infierno de La Divina Comedia

Alumno: Ferreyra, Julián

Fecha de entrega: 04-10-10

“Un clásico es un libro quenunca
termina de decir lo que tiene que decir”

Ítalo Calvino

La tridimensionalidad del viaje de Dante

Una nueva mirada del laberinto dantesco

Todo viaje presupone un recorrido, pero para Dante en La Divina Comedia, esta idea de se ve resignificada en el recorrido de un laberinto simbólico respecto a un proceso de conocimiento, de búsqueda, donde el devenir del Yose va construyendo y modificando conforme se realiza la escritura y a su vez, La Divina Comedia, propone una transición entre la estructura clásica del laberinto y la disposición manierista de éste. Esto se reflejado en que si bien hay un camino que recorrer para llegar al punto final, la figura del guía –el hilo de Ariadna- nos permite transitarlo sin perderlo y que si no se sigue al guía, Dante ylos lectores nos perderíamos. Pero aquí y con esta obra, el autor nos pone un laberinto en tres dimensiones y no ya dos dimensiones como en el laberintos clásicos del minotauro.

Esta idea de la tridimensionalidad del laberinto y la ruptura del la concepción clásica, en donde había un solo camino para transitar, se nos muestra en el canto primero de la obra donde ante la imposibilidad deDante de seguir un camino se le atraviesa una fiera que lo obliga a retroceder y por lo tanto a tomar otro camino, aquí nos está demostrando que no hay un solo camino con el que se puede iniciar el viaje:

“…Tú eres mi maestro y mi autor predilecto; tú solo eres aquel de quien he imitado mi bello estilo que me ha dado tanto honor. Mira esa fiera que me obliga a retroceder; líbrame deella, famoso sabio, porque a su aspecto se estremecen mis venas y late con precipitación mi pulso.

—Te conviene seguir otra ruta —respondió al verme llorar— si quieres huir de este sitio salvaje; porque esa fiera que te hacer prorrumpir en tales lamentaciones no deja pasar a nadie por su camino, sino que se opone a ello al que a tanto se atreve.”[1]

Dentro del infierno, y através del él, seguimos una línea recta hacia abajo y también hacia adelante que, sumado a la imagen de los círculos que vamos transitando, nos da una nueva idea que es la tridimensionalidad estructurada y es un modo nuevo de ver una la cosmología del mundo propuesto por Dante dando como resultado algo totalmente novedoso para la época de producción y recepción del texto, y novedoso aún hoy endía, ya que como dijo Ítalo Calvino: “Los clásicos son esos libros de los cuales se suele oír decir: «Estoy releyendo...» y nunca «Estoy leyendo...».”

Al llegar al séptimo círculo (canto XII), Dante, nos coloca al Minotauro en esta entrada, da cuenta de que el camino a seguir será más tortuoso, la actitud de Dante cambia de aquí en adelante, y a lo largo de lo que resta del infierno, dondese muestra más hostil ante los sujetos que se encontrará en los círculos venideros. Pero esta inclusión de una figura grotesca de la mitología clásica[2] nos da la pauta de que Dante quiere “apropiarse” de esta(s) figura(s) dotándola de una nueva significación:

“Dante, que escribió la obra literaria suprema del Cristianismo, puebla a su Comedia de personajes tomados de la mitología deotras culturas a las que se esfuerza, no por anular, en tanto que “otras”, sino de incluirlas y construir de la confluencia, nuevas visiones de lo real”[3]

Es por esto que la inclusión de estos seres pone en marcha la construcción de su propia poética resignificando el encuentro con la bestialidad de la mitología clásica ya que no lo enfrenta sino que lo evade, a diferencia de Teseo:...
tracking img