Cap 1-15, el protestantismo comparado con el catolicismo de jaime balmes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 260 (64959 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PROTESTANTISMO COMPARADO CON EL CATOLICISMO
y sus relaciones con la civilización europea

TOMO I

Autor : Jaime Balmes – España - 1842

Capítulos I al XV de un total de LXXIII

EL PROTESTANTISMO COMPARADO CON EL CATOLICISMO EN SUS RELACIONES CON LA CIVILIZACIÓN EUROPEA
Balmes comprendió mejor que ningún otro español moderno el pensamiento de su nación, le tornó porlema, y toda su obra está encaminada a formar, en religión, en filosofía, en ciencias sociales, en política. Durante su vida, por desgracia tan breve, pero tan rica y tan armónica, fue, sin hipérbole, el doctor y el maestro de sus conciudadanos. España entera pensó con él, y su magisterio continuó después de la tumba. ¡A cuántos preservaron sus libros del contagio de la incredulidad! ¡En cuántosentendimientos encendió la primera llama de las ciencias especulativas! ¡A cuántos mostró por primera vez los principios cardinales del Derecho público, las leyes de la Filosofía de la Historia, y sobre todo las reglas de la lógica práctica, el arte de pensar sobrio, modesto, con aplicación continua a los usos de la vida, con instinto certero de moralista popular! Por la forma clarísima de susescritos, reflejo de la lucidez de su entendimiento, por la templanza de su ánimo libre de toda violencia y exageración, por el sano eclecticismo de su ciencia hospitalaria, Balmes estaba predestinado para ser el mejor educador de la España de su siglo, y era tal concepto no le aventajó nadie. "El Criterio", el "Protestantismo", la misma "Filosofía fundamental" eran los primeros libros serios que lajuventud de mi tiempo leía, y por ellos aprendimos que existía una ciencia difícil y tentadora llamada Metafísica y cuáles eran sus principales problemas. Si hay algún español educado en aquellos días que afirme que su inteligencia nada debe a Balmes, habrá que compadecerle o dudar de la veracidad de su testimonio.
La filosofía moderna, aun en lo que tiene de huís opuesto a la doctrina denuestro pensador, el idealismo kantiano y sus derivaciones en Fichte y Schelling (puesto que de Hegel alcanzó poca noticia) entraron en España principalmente por las exposiciones y críticas de Balmes, que fueron razonadas y concienzudas dentro de lo que él pudo leer. Su vigoroso talento analítico suplió en parte las deficiencias de la desinformación, y le hizo adivinar la trascendencia de algunossistemas que sólo pudo conocer en resumen y como en cifra.
No poseía la lengua alemana, ni apenas la inglesa: tuvo que valerse de las primeras traducciones francesas, que distaban mucho de ser buenas y completas; si con tan pobres recursos alcanzó tanto, calcúlese qué impulso hubiera dado a nuestra enseñanza filosófica, viviendo algunos años más. ; ¡Qué distinta hubiera sido nuestra suertesi el primer explorador intelectual de Alemania, el primer viajero filósofo que nos trajo noticias directas de las universidades del Rin, hubiese sido D. Jaime Balmes y no D. Julián Sanz del Río! Con el primero hubiéramos tenido una moderna escuela de filosofía española, en que el genio nacional, enriquecido con todo lo bueno y sano de otras partes, y trabajando con originalidad sobre su propiofondo, se hubiese incorporado en la corriente europea, para volver a elaborar, como en, mejores días, algo sustantivo y cristiano.
Con el segundo caímos bajo el yugo de una secta lóbrega y estéril, servilmente adicta a la palabra de un solo maestro, tan famoso entre nosotros como olvidado en su patria.
Para su, gloria, Balmes hizo bastante. "Consuininatus in brevi explevit tenzporamulta". Fue el único filósofo español de la pasada centuria cuya palabra llegó viva y eficaz a nuestro pueblo, y le sirvió de estímulo y acicate para pensar. Fue el único que se dejó entender de todos, porque profesaba aquel género de filosofía activa, que desde el gran moralista cordobés es nota característica del pensamiento de la raza. No fue un pirro metafísico, un solitario de la ciencia,...
tracking img