Capitalismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8748 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PASTORES, RELIGIOSOS, Y LAICOS, LA CULTURA DE LA SOLIDARIDAD |
I

LA ACCIÓN PASTORAL EN EL ÁMBITO SOCIAL
Doctrina social e inculturación de la fe
Consciente de la fuerza renovadora del cristianismo también en sus relaciones con la cultura y la realidad social, la Iglesia ofrece la contribución de su enseñanza para la construcción de la comunidad de los hombres, mostrando el significadosocial del Evangelio. A finales del siglo XIX, el Magisterio de la Iglesia afrontó orgánicamente las graves cuestiones sociales de la época, estableciendo “un paradigma permanente para la Iglesia. Ésta, en efecto, hace oír su voz ante determinadas situaciones humanas, individuales y comunitarias, nacionales e internacionales, para las cuales formula una verdadera doctrina, un corpus, que le permiteanalizar las realidades sociales, pronunciarse sobre ellas y dar orientaciones para la justa solución de los problemas derivados de las mismas”. La intervención de León XIII en la realidad socio-política de su tiempo con la encíclica “Rerum novarum” “confiere a la Iglesia una especie de ‘carta de ciudadanía’ respecto a las realidades cambiantes de la vida pública, y esto se corroboraría aún másposteriormente”.
La Iglesia, con su doctrina social, ofrece sobre todo una visión integral y una plena comprensión del hombre, en su dimensión personal y social. La antropología cristiana, manifestando la dignidad inviolable de la persona, introduce las realidades del trabajo, de la economía y de la política en una perspectiva original, que ilumina los auténticos valores humanos e inspira y sostieneel compromiso del testimonio cristiano en los múltiples ámbitos de la vida personal, cultural y social. Gracias a las “primicias del Espíritu” (Rm 8, 23), el cristiano es capaz de “cumplir la ley nueva del amor (cf. Rm 8,1-11). Por medio de este Espíritu, que es prenda de la herencia (Ef 1, 14), se restaura internamente todo el hombre hasta que llegue la redención del cuerpo (Rm 8, 23)”.1109 Eneste sentido, la doctrina social subraya cómo el fundamento de la moralidad de toda actuación social consiste en el desarrollo humano de la persona e individúa la norma de la acción social en su correspondencia con el verdadero bien de la humanidad y en el compromiso tendiente a crear condiciones que permitan a cada hombre realizar su vocación integral.
La antropología cristiana anima y sostienela obra pastoral de la inculturación de la fe, dirigida a renovar desde dentro, con la fuerza del Evangelio, los criterios de juicio, los valores determinantes, las líneas de pensamiento y los modelos de vida del hombre contemporáneo: “Con la inculturación, la Iglesia se hace signo más comprensible de lo que es, e instrumento más apto para su misión”. El mundo contemporáneo está marcado por unafractura entre Evangelio y cultura. Una visión secularizada de la salvación tiende a reducir también el cristianismo a “una sabiduría meramente humana, casi como una ciencia del vivir bien”. La Iglesia es consciente de que debe dar “un gran paso adelante en su evangelización; debe entrar en una nueva etapa histórica de su dinamismo misionero”. En esta perspectiva pastoral se sitúa la enseñanzasocial: “La ‘nueva evangelización’, de la que el mundo moderno tiene urgente necesidad... debe incluir entre sus elementos esenciales el anuncio de la doctrina social de la Iglesia”.

Doctrina social y pastoral social
La referencia esencial a la doctrina social determina la naturaleza, el planteamiento, la estructura y el desarrollo de la pastoral social. Ésta es expresión del ministerio deevangelización social, dirigido a iluminar, estimular y asistir la promoción integral del hombre mediante la praxis de la liberación cristiana, en su perspectiva terrena y trascendente. La Iglesia vive y obra en la historia, interactuando con la sociedad y la cultura de su tiempo, para cumplir su misión de comunicar a todos los hombres la novedad del anuncio cristiano, en la realidad concreta de sus...
tracking img