Capitulacion de ayacucho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1496 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CAPITULACIÓN DE AYACUCHO

Este documento fue firmado el 11 de diciembre de 1824, por el jefe de estado mayor realista José de Canterac y el General Antonio José de Sucre, después de la batalla de Ayacucho; la Capitulación se firmó en el mismo campo de batalla, estableciéndose entre sus puntos más importantes lo siguiente:
1) El territorio bajo control será entregado al ejército únicolibertador.
2) Los militares españoles podían regresar a su país con gastos pagados por el Estado peruano.
3) Los españoles que permanezcan en el Perú serán considerados peruanos; y los militares podrán conservar sus grados en el ejército libertador.
4) Se conservarán los derechos y privilegios de las personas que estuvieron al servicio del régimen colonial.
5) Se reconocía una deudacon España.
Estos planteamientos de la Capitulación de Ayacucho beneficiaban generosamente a los españoles; sin embargo, no se aplicaron todos los puntos. Sobre la conservación de los derechos y privilegios a los servidores del régimen colonial, no hubo cumplimiento para el caso de algunos caciques al servicio de la Corona, quienes quedaron sin beneficio. Por otro lado, se acepta el latifundio,la servidumbre y la esclavitud, en forma tácita, al plantear el punto en el cual se respetarán los derechos y privilegios de los españoles.
En conclusión, la independencia del Perú se logró por la acción decidida de los montoneros pero sólo beneficio a la aristocracia criolla, criollos de clase media y hasta españoles; pero no a los campesinos, esclavos, indígenas y al pueblo peruano que luchó condenuedo y valentía, porque el sistema de explotación, contra el cual lucharon, seguía vigente.

La Capitulación de Ayacucho consta de 18 puntos:
Don José Canterac, teniente general de los reales ejércitos de S. M. C., encargado del mando superior del Perú por haber sido herido y prisionero en la batalla de este día el excelentísimo señor virrey don José de La Serna, habiendo oído a los señoresgenerales y jefes que se reunieron después que, el ejército español, llenando en todos sentidos cuanto ha exigido la reputación de sus armas en la sangrienta jornada de Ayacucho y en toda la guerra del Perú, ha tenido que ceder el campo a las tropas independientes; y debiendo conciliar a un tiempo el honor a los restos de estas fuerzas, con la disminución de los males del país, he creídoconveniente proponer y ajustar con el señor general de división de la República de Colombia, Antonio José de Sucre, comandante en jefe del ejército unido libertador del Perú, las condiciones que contienen los artículos siguientes:
»1° El territorio que guarnecen las tropas españolas en el Perú, será entregado a las armas del ejército libertador hasta el Desaguadero, con los parques, maestranza y todoslos almacenes militares existentes.
»1° Concedido, y también serán entregados los restos del ejército español, los bagajes y caballos de tropas, las guarniciones que se hallen en todo el territorio y demás fuerzas y objetos pertenecientes al gobierno español.
»2° Todo individuo del ejército español podrá libremente regresar a su país, y será de cuenta del Estado del Perú costearle el pasaje,guardándole entretanto la debida consideración y socorriéndole a lo menos con la mitad de la paga que corresponda mensualmente a su empleo, ínterin permanezca en el territorio.
»2° Concedido; pero el gobierno del Perú sólo abonará las medias pagas mientras proporcione transportes. Los que marcharen a España no podrán tomar las armas contra la América mientras dure la guerra de la independencia, yningún individuo podrá ir a punto alguno de la América que esté ocupado por las armas españolas.
»3° Cualquier individuo de los que componen el ejército español, será admitido en el del Perú, en su propio empleo, si lo quisiere.
»3° Concedido.
»4° Ninguna persona será incomodada por sus opiniones anteriores, aun cuando haya hecho servicios señalados a favor de la causa del rey, ni los conocidos...
tracking img