Capitulo uno de la republica budino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2587 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 10 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS SEIS LIBROS DE LA REPÚBLICA, Libro I, Capítulo I Jean Bodin

Título de la obra: “Los seis libros de la República” Autor: Jean Bodin Copyright by Aguilar, 1973 Reproducción parcial de Libro Primero, Capítulo I, para: MATERIALES DE DERECHO CONSTITUCIONAL Septiembre, 2000 Ver nota al final de documento

LIBRO PRIMERO

CAPITULO I, “ Cuál es el fin principal de la república bien ordenada”República es un recto gobierno de varias familias, y de lo que les es común, con poder
soberano. Colocamos esta definición en primer lugar porque, en todas las cosas, es necesario buscar el fin principal y solo después los medios de alcanzarlo. La definición no es otra cosa que el fin del tema que se presenta y, si no está bien establecida, todo cuanto se construya sobre ella se vendrá abajo deinmediato. Cierto es que quien ha encontrado el fin de lo que aduce, no siempre encuentra los medios de alcanzarlo, del mismo modo que ---el mal arquero ve el blanco pero no apunta. No es menos cierto, sin embargo, que con la habilidad y el esfuerzo que haya desplegado podrá tocarlo o acercarse, y no será menos estimado por no dar en el blanco, siempre *que haga todo lo que debe por alcanzarlo.Pero quien no conoce el fin y la definición del tema que se le propone, -no puede nunca esperar encontrar los medios de alcanzarlo, al igual que aquel que tira al aire sin ver .el objetivo.

Desmenucemos las partes de la definición que hemos establecido. Hemos dicho, en primer lugar, recto gobierno, a causa de la diferencia que existe entre las repúblicas y las bandas de ladrones y piratas ; conestas no debe haber trato, ni comercio, ni alianza, principio que siempre se ha respetado en toda república bien ordenada. Cuando se ha tratado de prestar la fe, negociar la paz, declarar la guerra, convenir ligas ofensivas o defensivas, jalonar las fronteras o solucionar los litigios entre príncipes y señores soberanos, nunca se ha tenido en cuenta a los ladrones ni a sus clientelas; si alguna vezno se ha actuado así, ha sido debido a una necesidad absoluta, no sujeta a la discreción de las leyes humanas. Estas siempre han distinguido los bandoleros y corsarios de los que, en materia de guerra, llamamos enemigos leales, los cuales mantienen sus estados y repúblicas sobre principios de justicia, cuya subversión y ruina buscan los bandoleros y corsarios. Por esta razón, no deben gozar estosdel

LOS SEIS LIBROS DE LA REPÚBLICA, Libro I, Capítulo I Jean Bodin

derecho de guerra común a todos los pueblos, ni prevalerse de las normas con que los vencedores tratan a los vencidos...

Pero quien quisiese aplicar el derecho común a los corsarios y ladrones, dándoles el mismo trato que a los enemigos leales, cursaría una peligrosa invitación a todos los vagabundos para unirse a losbandoleros y asegurar sus acciones y ligas capitales bajo el manto de la justicia. No es que resulte imposible hacer un buen príncipe de un ladrón, o de un corsario un buen rey; piratas hay que merecerían más ser llamados reyes que algunos que han portado cetros y diademas, para quienes no hay excusa verdadera ni aparente de los robos y crueldades que hacen padecer a sus súbditos. El corsarioDemetrio decía al rey Alejandro Magno que él no había aprendido otro oficio de su padre, ni heredado de él otros bienes que dos fragatas, en tanto que Alejandro, si bien reprobaba la piratería, asolaba y robaba con dos poderosos ejércitos, por tierra y mar, pese a haber heredado de su padre un reino grande y floreciente; estas palabras movieron a Alejandro antes a remordimiento de conciencia que avengarse del justo reproche hecho por el pirata, a quien nombró capitán general de una legión... Estos medios para atraer los jefes de piratas al puerto de la virtud son, y siempre serán, dignos de alabanza, no solo con el fin de evitar que tales gentes se vean reducidas a la desesperación e invadan el estado de los príncipes, sino también para destruir a los restantes como enemigos del género...
tracking img