Carandirú

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1524 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Seminario Taller
“La Educación Pública en la privación de la libertad: Educación, Cárceles y Derechos Humanos” – 2010

TP nº 1:
Análisis sobre la película Carandirú.
Ensayo Individual

Lucía Braggio

Black Nígger, un preso autoproclamado “juez” en las disputas entre los prisioneros, resuelve un conflicto entre dos de ellos, justo a tiempo para dar la bienvenida al nuevo doctor, encargadode comenzar un programa de prevención del VIH-SIDA en la penitenciaría.
A partir de aquí, la película muestra una diversidad de aspectos de la vida en la cárcel más grande de Latinoamérica.
Por un lado, la película presenta los muchos serios problemas que tiene la cárcel: superpoblación, hacinamiento, instalaciones decadentes, todo tipo de enfermedades, inexistencia de cuidados médicos yasistencia legal, castigos inhumanos, etc. En resumen, situaciones de sistemática violación a los derechos humanos de las personas allí alojadas.
Otra de las situaciones conflictivas en el ámbito carcelario es el desarrollo, por parte de los presos, de sus propias leyes y estructuras de poder perfectamente jerarquizadas, organizadas en función de los roles y status de cada preso. Por consiguiente, cadauno tiene derechos, ventajas, permisos, obligaciones o deberes propios. Esto genera la existencia de mandones (Zicco y Majestad) a los que se les debe respeto, lealtad y obediencia, y mandados (Ezequiel) quienes deben cumplir con las órdenes dadas por los primeros, acreedores (Zicco) y deudores (Ezequiel), “jueces” (Nígger) que regulan las relaciones entre los prisioneros y que pueden decidir porla vida o la muerte de algunos.
De este modo, los presos tienden a resolver los conflictos por vía de la negociación, el respeto a las normas internas y el castigo a quien las transgrede. Esta negociación del orden interno es dirigida por los propios presos, antes que por las autoridades carcelarias, que no intervienen en la vida “privada” de la cárcel. Las autoridades reconocen esta situaciónal punto de asumir que son los presos los que controlan la cárcel y que la cotidianidad en el penal puede estallar si ellos así lo desean.
De lo que sí se encargan las autoridades y el personal de custodia, abusivamente, es de controlar la vida “pública” del presidio, con la presencia de decenas de policías armados que desde los altos muros observan el comportamiento de los presos en el espaciocomún (patio); de conceder o no pedidos de los reclusos sobre cuestiones familiares personales (recibir visitas en un espacio distinto, en el caso del Viejo Chico); de administrar castigos infrahumanos a los reclusos; de despreciarlos y maltratarlos; de amenazarlos con su poder de “facilitar” o “dificultar” sus procesos penales.
La cárcel aparece como un lugar caracterizado y atravesado por lasistemática violación de los derechos humanos de las personas allí alojadas, la violencia constante en sus diversas formas y ejercida por diferentes actores, una vida “privada” al interior de la cárcel organizada por los propios presos a través de normas, castigos y estructuras de poder jerarquizadas creadas por ellos, que reproducen la injusticia y el abuso de poder del sistema del cual son víctimas;personal de custodia, corrupto y abusivo, que sabe de este sistema de organización presidiario pero permanece indiferente y no interviene en su desarticulación.
Por otro lado, a través de la figura del médico se pone una mirada distinta sobre los presos. En primer lugar, él los considera como sus “pacientes” y no como criminales, es decir, los considera como personas que necesitan ser cuidadas,antes que castigadas por el hecho criminal que se les atribuye. Pero, en el contacto diario, las consultas comienzan a tratar temas más allá de la enfermedad. El doctor se gana el respeto de los presos, quienes comparten sus secretos, historias de vida, sentimientos, miedos, deseos, lo cual los aleja de esa identidad estigmatizada, criminal y demoníaca, permitiendo reconocerlos/se como los seres...
tracking img