Carbono

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2855 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Otra verdad inconveniente

Pagar por contaminar, una estrategia que en numerosas ocasiones no da resultado.

Un camino fácil para empresas deseosas de lavar su imagen más que de cuidar el medio ambiente

Los organizadores de los premios de la Academia declaran que han hecho que todos sus famosos presentadores sean “carbono-neutrales”. Vail Resorts de Colorado presume de que sus telesillas yteleféricos están alimentados al 100% por energía eólica. La eléctrica municipal de Seattle afirma que su contribución neta al calentamiento global es de cero.

Cada vez más organizaciones, empresas, individuos están intentando proteger el clima, o por lo menos, reclaman el derecho a presumir de proteger el clima. En lugar de elegir el camino difícil de reducir sus propias emisiones de dióxidode carbono muchos de los que se alinean entre las filas de los ecologistas pagan para que los demás reduzcan la polución del aire o desarrollen fuentes energéticas renovables. Los derechos de emisión, como se llama la variedad más corriente de este tipo de operaciones, se han convertido en uno de los productos más promocionados para los ecologistas ricos.

Si se tratan rigurosamente, losderechos de emisión pueden tener un efecto positivo y aumentar la preocupación ecológica. Pero al examinar con detalle algunas transacciones —como las que atañen a los casos mencionados de los presentadores de los Oscar, Veil Resorts y la eléctrica de Seattle— se descubre que algunas operaciones no son más que propaganda para acallar la conciencia. Si se analiza su origen estos discutibles derechos amenudo impulsan una protección del clima que se habría producido en cualquier caso, con independencia de la compra y venta de certificados. Un peligro de las operaciones demasiado simbólicas es que pueden desviar atención y recursos que deberían destinarse a medidas más caras y eficaces.

El mercado de los derechos de emisión en Estados Unidos podría alcanzar los cien millones de dólares, según lasestimaciones de los investigadores. Esto supone un avance si se compara con el casi cero de hace un par de años. Una de las razones de este crecimiento es que Estados Unidos sigue siendo uno de los pocos países industrializados que no ha ratificado el protocolo de Kyoto, un acuerdo global que fija límites de emisión por país. En ausencia de un tope nacional obligatorio, algunos americanos hanempezado a tomar medidas por su cuenta, pero sin que exista un criterio ampliamente aceptado sobre lo que constituye un derecho válido. Mientras haya compradores y vendedores, todo funciona. “Por el momento, es un terreno de nadie”, dice Jennifer Martin del Centro de Soluciones de Recursos, ONG de San Francisco.

Los Oscar ecológicos

Hollywood apoyó el activismo ecologista en los premios Oscarde la Academia este año y no sólo concediendo una estatuilla al documental de Al Gore “An Inconvenient Truth”. Todos los presentadores y participantes recibieron una estatuilla de cristal que representaba la eliminación de la cantidad de gas invernadero que se calcula que emite un famoso durante un año. Los derechos fueron emitidos por TerraPass, una empresa con ánimo de lucro de dos años deantigüedad de San Francisco, que identifica iniciativas de protección del clima y, a cambio de una tarifa, ofrece a sus clientes la oportunidad de comprar una parte de laa actuaciones ecologistas. Cada Oscar representaba 30 toneladas de reducción de emisiones retiradas de la cartera de TerraPass para proyectos de derechos de emisión.

Uno de los mayores proyectos de su cartera es un vertedero a lasafueras de Springdale, Arkansas, al que TerraPass ha comprado miles de toneladas de reducción de gas. La enorme montaña de escombros de Tontitown se eleva alrededor de bosques de nogales americanos y robles, con las colinas azules de Ozark al fondo. La basura en descomposición genera metano, un gas 23 veces más potente que el dióxido de carbono para capturar el calor de la atmósfera de la tierra...
tracking img