carceles

Hacinamiento y violencia marcan cárceles venezolanas
Por: AP/CARACAS, VENEZUELA.
“Uno de los principales problemas del sistema penitenciario venezolano es el hacinamiento. La infraestructura es para 15 mil reclusos y casi todos los recintos están abarrotados, no tienen condiciones mínimas decentes”, dijo Humberto Prado, director del OVP. “(Los reclusos) Sólo sobreviven”.
Al cierre del mes deagosto de 2008, las estadísticas del OVP y del Gobierno coinciden en más de 260 muertes y más de 400 heridos por violencia, a pesar de los intentos que hace el Gobierno venezolano por humanizar las cárceles.
Según la Dirección General de Rehabilitación y Custodia del Recluso, la sobrepoblación carcelaria ha excedido entre un 30 y un 40 por ciento la capacidad de los centros penitenciarios en losúltimos diez años.
Haciéndose eco de esta situación de sobrepoblación carcelaria, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha exhortado al Gobierno venezolano a adecuar las condiciones de vida en los penales a los estándares internacionales y a resolver el problema del hacinamiento. “Uno ahí dentro (en la cárcel) tiene que luchar por todo, hasta por un metro (cuadrado) de piso paradescansar”, dijo José Sánchez, un ex presidiario de 35 años que lidera a ‘Liberados en marcha’, una fundación cristiana para ayudar a ex reclusos.
Ysmel Serrano, director de Rehabilitación y Custodia, declaró que en agosto de 2008 los recintos penitenciarios albergaban a más de 23 mil 400 reclusos.
El presidente Hugo Chávez decretó emergencia penitenciaria en 2004 y activó un Plan de Humanización,concebido de 2006 a 2013. Pero desde entonces se ha incrementado el número de muertes violentas en las cárceles.
Según datos de la OVP confirmados por el ministerio del Interior y Justicia, mil 570 personas han muerto en hechos violentos dentro de las cárceles en los últimos tres años y medio, luego de activado el plan de humanización.
Serrano reconoce las fallas del sistema y las atribuye enbuena medida a “la falta de continuidad administrativa, (pues) no se siguen los planes”. Este funcionario, que asumió el cargo en marzo, es el 16 director de prisiones en los nueve años de Gobierno de Chávez. En ese lapso también ha habido once ministros del Interior y Justicia.
PROBLEMA ‘HEREDADO’
Serrano sostiene que la crisis carcelaria es un problema “heredado” de administraciones y Gobiernosanteriores, y que hay un problema de fondo, “estructural, de cultura, de pensamiento”. “Es un ‘submundo’, con el respeto que merecen los seres humanos que ahí habitan”, señala el funcionario.
Prado, un ex recluso, coincide y dice que la crueldad “parece haberse incrementado”, como lo reflejan los cadáveres cortados en pedazos y colgados de columpios luego de una riña en la cárcel de Anzoátegui enjunio de 2007.
Prado considera que “el interno responde al tipo de ambiente que pisa, se fortalece la maldad interna”. Agrega que los reclusos a veces tienen “un armamento que es superior al de las propias autoridades”.
El tráfico de armas, drogas y aparatos electrónicos dentro de las prisiones es uno de los factores que contribuyen a la violencia. “Incluso existen tarifas para cada uno de losservicios”, cuenta Prado.
Las mismas autoridades reconocen que los cuerpos de seguridad tienen parte en este negocio de las prisiones. Serrano dijo que le han “puesto las esposas” a varios de sus funcionarios. En su informe del primer semestre de 2008 las autoridades revelan haber decomisado casi mil 800 armas blancas, 600 armas de fuego, casi 8 mil 800 alijos de droga y casi 12 mil 500 objetosprohibidos que incluyen teléfonos celulares, cargadores y municiones. En los penales más peligrosos la Ley imperante es la de los reclusos, divididos en bandas que gobiernan en ciertos sectores. Los líderes son llamados “pranes” y también tienen poder fuera de los centros penitenciarios, con sistemas de comunicación que van de mensajes con familiares hasta celulares que sobreviven a las requisas....
tracking img