Cardenal julio terrazas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2385 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Este domingo dedicamos nuestra reflexión dominical excepcionalmente a una persona extraordinaria y querida por todos en Bolivia: nuestro querido Cardenal Julio Terrazas, que hoy celebra sus bodas de oro sacerdotales. Desde el mundo entero nos unimos a su alegría por sus 50 años de vida sacerdotal, que han sido y son un regalo de Dios para la evangelización de Bolivia y de la iglesia universal.Muchas felicidades.
El cardenal Julio Terrazas Sandoval, Arzobispo de Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, ha vivido todo su ministerio sacerdotal y episcopal en el marco eclesial de la constitución del CELAM (1955) y de su evolución a lo largo de los años hasta que en la V Asamblea, en Aparecida, fuera el portavoz de la misma ante los medios de comunicación. Por eso aquella idea matriz de la“opción por los pobres”, presente en las conferencias episcopales, de raíz profundamente evangélica y seña de identidad de la historia de la Iglesia, con sus calificativos añadidos, como “preferencial” y como “evangélica”, constituye también una de las señales de la identidad del cardenal Julio por su gran trayectoria humana, cristiana y ministerial al servicio de los pobres de la tierra tanto en loslugares en los que ha ejercido su misión pastoral como en la doctrina presente en todo su magisterio.
Pero el Cardenal Julio es una persona tan valiosa que su vida no se puede describir fácilmente, ni en una página periodística ni siquiera en un artículo amplio, sin correr el riesgo de omitir, descuidar o relativizar algo relevante de su itinerario humano, creyente y ministerial. Del padre Juliotenemos que resaltar su fuerte personalidad, su fe profunda y comprometida y su espíritu incansable de servicio como marca de su identidad sacerdotal ejercida desde el presbiterado hasta el episcopado.
En este momento de su vida nos congratulamos con él y con toda la comunidad eclesial boliviana, que hoy, día 29 de Julio del 2012, celebra la gran fiesta por su sacerdocio, a través del cual los quele conocemos hemos podido sentir el carisma profético de su palabra alentadora, la firmeza de su gran autoridad moral puesta al servicio del Reino de Dios, desde la experiencia y la misión de la Iglesia.
Recientemente he tenido el honor y la gracia de compartir con él la peregrinación a la tierra de Jesús, donde siguiendo el camino del Señor hemos vivido la gran alegría de la renovación de laspromesas sacerdotales, en el huerto de los Olivos, donde el mismo Jesús, único sacerdote de la Nueva Alianza, realizó su ofrenda sacerdotal a Dios Padre, entregándose a él por medio de su Pasión para comunicarnos la vida de su Espíritu de amor y encontrar en él la salvación y la vida.
En el cardenal Julio se percibe siempre la entrega generosa y fiel de un hombre con los pies en la tierra bolivianaque le vio nacer y con el corazón en el Dios de la vida, que resucitó a Jesús y comunicó su Espíritu a la Iglesia, haciéndose particularmente presente en los testigos consagrados de la fe y particularmente en los sacerdotes, entre los cuales se encuentra, sin duda, este insigne sucesor de los Apóstoles, su Eminencia el Cardenal Julio Terrazas Sandoval. Gracias a Dios por su persona y por su vida.Me permito en este día de homenaje, de acción de gracias a Dios y de alegría por su testimonio sacerdotal, entresacar una serie de hitos que publiqué hace un par de años en el libro colectivo, a él dedicado, Julio Terrazas, su camino, su palabra, su vida. Servidor de todos, y que permiten evocar, sin pretender ser exhaustivos, los momentos claves y fundamentales de su vida, para poder percibir através de ellos, la multiforme gracia de Dios, que inundó su corazón e impregnó siempre su espíritu, convirtiéndolo en todas sus responsabilidades personales y ministeriales en la personalidad de más autoridad moral en Bolivia y una de las más sobresalientes en el contexto de la Iglesia universal y latinoamericana.
Al final, para quien le sirva, va también mi reflexión dominical en torno al...
tracking img