Cardenismo: fin de la revolución como hecho histórico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1337 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
López Ibarra Omar
Historia económica de México. Siglo XX
05 de mayo del 2010
Cardenismo: fin de la revolución como hecho histórico
Nadie puede negar el gran aporte de Lázaro Cárdenas en la vida e historia nacional. Es aquellos personajes del cual uno no puede prescindir al tocar la historia de México. Sin duda, el periodo presidencial de Cárdenas (1934-1940) marcó un punto y aparte en lahistoria contemporánea de México. ¿Por qué el peso específico de Cárdenas? Veamos sus aportes y su impacto en la economía nacional.

Cuando señalo que Cárdenas marcó un punto y aparte en la historia de México, quiero indicar que, precisamente, el cardenismo es un “punto de inflexión”[1], que culmina en 1940. A partir de esa fecha, la historia mexicana puede ser vista con bastante regularidad, hasta1968-82.[2]

Si marcamos como parámetro los cambios en la forma de funcionamiento del modo de producción capitalista, sin duda la Revolución Mexicana marca el inicio del capitalismo contemporáneo, ya que supuso un relanzamiento del capitalismo, ampliando y transformando la forma de acumulación de capital. Los cambios estructurales se dan, básicamente, desde 1917 a 1940: se crean institucionesbásicas y fundamentales, se establecen las reglas de participación política y social, y se reforman las estructuras económicas, entre otros cambios. Pero en el cardenismo, estos cambios alcanzan su punto máximo y más profundo, punto en el que también culminan los cambios estructurales; y entonces podemos hablar del inicio de la vida normal del sistema capitalista: lo que los historiadores han dado enllamar nacionalismo revolucionario (como ideología revolucionaria).

Pero veamos porqué podemos identificar al cardenismo como punto de inflexión. Si bien los cambios se plasmaron desde 1917, con la promulgación de la Constitución Política; con la llegada al poder de Cárdenas estos cambios se profundizan, aunados a la coyuntura política-económica de la época. Como recalca Sergio De la Peña yTeresa Aguirre: “unos grupos, sobre todo los callistas, consideraban conveniente aplazar las reformas contenidas en la Constitución de 1917, otros grupos creían que era necesario ponerlas en marcha de inmediato” (De la Peña, 2006: 289). Además, hay que recordar que están frescos los efectos de la crisis económica mundial de 1929, lo que realzó el papel del Estado como rector de la economía.

Enefecto, el argumento, tanto en De la Peña es que el Estado es el promotor del desarrollo capitalista después de la revolución mexicana de 1910. Y el Estado encabezado por Lázaro Cárdenas es el que encabeza un proyecto de reforma económica; se da una transformación, una modificación en la “vía de desarrollo”:

El conjunto de reformas [del régimen cardenista] condujo a la reorientación en la víade crecimiento: de una economía primario exportadora se pasó a una industrial-agraria, cuya producción fue dirigida al mercado interno y donde el Estado participaba como agente económico central. (De la Peña, 2006:294)

Así, el Estado jugó un papel importante en la recuperación económica de 1929 generando medidas monetarias expansionistas y anticíclicas; se orientaron las nuevas inversionesprivadas en la construcción y la manufactura, se hizo el mayor reparto agrario en la historia de los gobiernos posrevolucionarios; se amplió la infraestructura, creando nuevos caminos y sistemas carreteros; se incentivó la banca de desarrollo (Banco Nacional de Crédito Ejidal, Banco Nacional de Crédito Agrícola Ganadero, Nacional Financiera), el Banco de México asumió el monopolio en la acuñación dela moneda circulante –lo que pudo controlar la oferta monetaria- y el Banco de Comercio Exterior; se creó la Comisión Federal de Electricidad dando mayor independencia energética; y se fundó el Instituto Politécnico Nacional y la Escuela de agricultura de Chapingo para formar “capital humano”, entre muchas otras acciones.

Dos hechos sobresalen de la política cardenista: el reparto agrario y...
tracking img