Caricatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6078 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
IIEC, Volum en 2, No.2, 20 0 8: 6 – 14

ENSEÑAR FILOSOFÍA EN ENTORNOS VIRTUALES: REVISIÓN DE ANTIGUAS PREGUNTAS, DESARROLLO DE NUEVAS POSIBILIDADES1
0D[LPLOLDQR 3UDGD 'XVViQ

Universidad Pedagógica Nacional. (Bogotá, Colombia) aprada@pedagogica.edu.co

Recibido: Abril 7 de 2008 Arbitrado y aceptado: Abril 28 de 2008

Resum en Este trabajo pregunta por las nuevas condiciones para laenseñanza de la filosofía, condiciones que están marcadas por la aparición de las tecnologías de la información y la comunicación y el desarrollo de la era informacional. Dicha situación obliga a redefinir la filosofía bajo la pregunta por su enseñabilidad dentro de este contexto; a preguntar por el papel de la tecnología en la educación; y a revisar propuestas en la incorporación de tecnologías en laenseñanza de la filosofía. Para este último asunto se revisa el aporte de la Biblioteca Virtual de Clásicos de la Filosofía. Al final se marca el camino para la construcción de modelos pedagógicos bajo esta perspectiva. q20Tj5oTj5 m(adTj5. (R) gTj5.5eT0 ) Td8233 (Q) 48.348.3 48.3( j5 3 3DODEUDV &ODYH: )LORVRItD XVRV GH OD WHFQRORJtD HQ HGXFDFLyQ ELEOLRWHFDVHOHFWUyQLFDV2.760Td(W)Tj760Td(W)Tj63333s68.3(%j(d60 b r RD(mRV 23.12.7%6033314.803333nTd70 )Tj c 0Td(O)Tj3j5..0s848.3Td3333n5.)( 2. c t30a0)TjTdTj5.Td(t3 j5.5 aTj5.oTaTj5.52(D)Tj0oTd jT t3(%330(F)Tj4.80 5 Tdr ( 3. a 01 cmq/R6gsTd TT T 50oTdo(V)48.38.3033 3 2 oTd023 333 48.3 0 48.301 52 498rgq.3 0 5 (V)4 3333 (R)T1 333

M EMORIAS CIIEC 20 0 8
30

 

6

E NSEÑAR FILOSOFÍA EN ENTORNOS VIRTUALES: REVISIÓN DE ANTIGUAS PREGUNTAS…,QWURGXFFLyQ

Como señala Manuel Castells, desde finales del siglo XX vivimos en un intervalo de cambio caracterizado por la aparición de las tecnologías de la información (CASTELLS, 2006, pág. 55). Dicho cambio modifica las condiciones de la cultura y genera nuevas organizaciones en todos los ámbitos sociales. Más allá de defender un optimismo o un pesimismo por el desarrollo tecnológico y suimpacto social, partimos de la afirmación de que vivimos en un entorno social y cultural soportado por dichas tecnologías; que la tecnología es ya una estructura de nuestro mundo de la vida. Como maestros, ocupados de la enseñanza de la filosofía, y sabiendo que cualquier proceso educativo se da bajo el supuesto del encuentro y la comunicación entre generaciones (LEONTIEV, 1973), esta nuevasituación nos lleva a preguntar por cómo son las nuevas condiciones para la enseñanza –e investigación– de esta disciplina, cuáles son las estructuras bajo las cuales los estudiantes hoy aprenden –y bajo cuáles los maestros enseñan– ; además de qué sentido tiene seguir enseñándola, -en un intento de rehuir a la llamada condición posmoderna. Consideramos que las nuevas condiciones de vida cultural ysocial exigen una revisión de estos y muchos otros asuntos, comenzando, en este caso por la definición de la filosofía. En un curso introductorio a la filosofía, dictado en la Universidad Nacional de Tucumán en 1937, y publicado posteriormente bajo el título /HFFLRQHV 3UHOLPLQDUHV GH )LORVRItD, el profesor Manuel García Morente hacía al inicio la siguiente pregunta: “¿qué es lo que vamos a hacerjuntos?” (GARCÍA MORENTE, 1985). En seguida, respondía: “vamos a hacer filosofía”. Esta sentencia recuerda aquella distinción kantiana entre HQVHxDU ILORVRItD y HQVHxDU D ILORVRIDU, con la cual el filósofo alemán quería dar a entender que no se trata de enseñar pensamientos, sino de enseñar a pensar. Asumiendo esta misma línea, García Morente aúna la enseñanza de la filosofía con el hacer filosofía.Enseñar filosofía es, ya, hacer filosofía. Y continúa: “La filosofía es algo que el hombre hace, que el hombre ha hecho. Lo primero que debemos intentar, pues, es definir ese hacer que llamamos ´filosofía`”. Lo primero es pues, comprender qué es “hacer filosofía”, “filosofar”, para de ahí proponer qué es enseñable de ella y cómo podría ser enseñada. Enseñar filosofía se convierte, así, en un...
tracking img