Caritas in veritate

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10928 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 26 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Primera encíclica social de Benedicto XVI: claves de comprensión

Ildefonso Camacho SJ

El objeto de este artículo no es una presentación completa de la encíclica Caritas in veritate[1]. El formar parte de un número de la Revista de Fomento Social que dedica otros artículos al documento pontificio obliga a limitar el alcance y contenido de estas páginas. Su finalidad es ofrecer el marco enque la encíclica apareció y las claves más significativas para su interpretación. Quizás la cuestión del marco es más objetiva; identificar las claves, en cambio, puede conllevar una carga subjetiva mayor: pero este intento, que procuraremos realizar desde un esfuerzo por ir al texto y leerlo desde él mismo, esperamos sea una ayuda para la lectura de un documento, cuya compresión no resulta fácilpara el lector medio.

I. Una primera aproximación a la encíclica

Lo que nos proponemos en esta primera parte es un acercamiento paulatino al texto, yendo de fuera adentro, del entorno al contenido del documento. Comenzaremos con una breve referencia a las expectativas que suscitó el anuncio mismo de un nuevo documento social de la Iglesia, para exponer después algunas de las circunstancias quela rodearon. Ofreceremos a continuación una panorámica de los muchos temas que aborda y una breve síntesis de cada uno de sus capítulos.

1. Expectativas previas y circunstancias que rodean a la encíclica

Dos hechos explican que el anuncio de una nueva encíclica generara una cierta expectación: el tiempo transcurrido desde que se anunció por primera vez y la curiosidad por ver cómo el“Papa-teólogo” se desenvolvería en este campo, tradicionalmente menos cultivado por él.

Estas expectativas se incrementaron cuando se anunció que la encíclica se retrasaría porque el Papa quería tomar en consideración en ella la crisis económica que estalló en septiembre de 2008. Esta noticia, que había sido difundida por los medios de comunicación remitiendo a fuentes de la Santa Sede, fue confirmadapor el mismo Benedicto XVI en el diálogo que mantuvo con los periodistas en el avión que le trasladaba al Camerún el 17 de marzo de 2009[2].

Esta circunstancia provocó nuevas expectativas, del estilo de: ¿condenará el Papa por fin el capitalismo? ¿o la economía de mercado? ¿o el mundo de las finanzas? La globalización era un aliciente más para esperar la primera encíclica social concebida yredactada en este nuevo contexto.

En realidad la encíclica no ha respondido a ninguna de estas expectativas. Pero resulta que, leyendo las primeras reacciones y comentarios tras la publicación (10 julio 2009), uno tiene la impresión de que en ellos se reflejan más las expectativas o los deseos de sus autores que el contenido objetivo de la carta. No es que estas expectativas no sean legítimas,pero parecería más correcto aludir a ellas una vez leído el texto, y mejor procurando hacerlo desde la perspectiva y las intenciones de su autor.

Esto es lo que quisiéramos hacer en estas páginas. Y ello parece tanto más importante cuanto que la encíclica es algo atípica en relación con la tradición misma de la llamada Doctrina Social de la Iglesia: hasta a los expertos en ésta puede, en un primermomento, desconcertarles.

Es útil también explicitar algunas circunstancias inmediatas que rodearon la elaboración de esta nueva encíclica. Ante todo, su objetivo inicial era la conmemoración de los 40 años de la primera encíclica sobre el desarrollo de los pueblos, Populorum progressio, publicada en 1967. Pablo VI, su autor, pretendió entonces hacerse eco de una problemática que se ibaconvirtiendo en alarmante y urgente, después de las esperanzas que desencadenó el proceso de descolonización tras la segunda guerra mundial: parecía que la independencia política haría posible por fin el desarrollo económico de esos pueblos. Más aún, Pablo VI quería hacerlo ahondando en los criterios que había establecido el mismo Concilio en su constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo de...
tracking img