Caritas in veritates

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5801 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
"Fraternidad, desarrollo económico y sociedad civil", capítulo III de la encíclica Caritas in Veritate
Os quiero presentar algunas de las ideas principales del tercer capítulo de la encíclica Caritas in Veritate del Papa Benedicto XVI, "FRATERNIDAD, DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIEDAD CIVIL", por si os puede ser útil para su lectura, reflexión y discusión. Las negritas son mías.
34. La Caridad enla Verdad pone al hombre ante la experiencia del DON porque el hombre está hecho para el DON. Así, resulta innegable la dimensión transcendente del hombre, y por ello afirmamos que el hombre es capaz -gracias a sus facultades de conocer y de amar- de asumir lo que está más allá de su humana condición material, a saber, lo divino.
Cuando el hombre se cree su propio autor (de su vida y de suSociedad) cae en un profundo ERROR, fruto de una razón cegada por el egoísmo, la autosuficiencia y el orgullo de querer ser principio y fundamento de sí mismo.
Ante este error la Doctrina Social de la Iglesia ofrece una SOLUCIÓN: el hombre no puede ignorar que posee una naturaleza herida, inclinada al mal (mysterium iniquitatis), porque en su defecto le conducirá a errar gravemente en el dominio de laEducación, la Política, la Acción Social -en la que se incluye la Economía- y las costumbres (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica n. 407).
Al hilo de esta argumentación el Papa Juan Pablo II nos enseña que el hombre es creado para la libertad, aunque lleve dentro de sí la herida del pecado que lo empuja hacia el mal y hace que necesite la redención. Cuando los hombres se creen en posesión de laorganización social perfecta que hace imposible el mal, piensan que pueden usar todos los medios -incluso la violencia o la mentira- para realizarla. Así, la política se convierte en una religión secular, que cree ilusoriamente e ilusamente que puede construir el paraíso en este mundo. De ahí que cualquier sociedad política, que tiene su autonomía y sus leyes, nunca podrá confundirse con el Reinode Dios (cfr. Centesimus annus n. 25).
La actividad económica ha sucumbido ante los paradigmas de la autosuficiencia y el egoísmo. El hecho de que el hombre se crea autosuficiente y capaz de eliminar el mal de la Historia por sí mismo le ha inducido a confundir la felicidad y la salvación con las formas inmanentes del bienestar material y la actuación social que recuerdan al PELAGIANISMO.
Anteesta situación la Caridad en la Verdad se nutre de la ESPERANZA, que sostiene a la razón y le da fuerza para orientar la voluntad humana. La Esperanza aparece ante nosotros como DON -absolutamente gratuito-, que irrumpe en nuestra vida como "algo" que no nos es debido pero que se nos regala. Así, el DON supera todo merito humano porque lo que caracteriza a todo DON es sobreabundar la naturalezahumana.
Tanto la Verdad como la Caridad son DONES que nos superan y que nos son dados. En todo proceso cognitivo, la Verdad no es producida por nosotros sino que se encuentra o se recibe. La Verdad es la adecuación de nuestro entendimiento con la realidad, por lo que al identificarse nuestra inteligencia -en el acto de conocer- con la realidad, la Verdad aparece ante nosotros esperando ser recibida.El verbo griego "aletheo" significa "desvelar", del que deriva el de "verdad" ("aletheia"), de tal manera que la verdad sería la acción de correr el velo que la realidad posee ante los ojos de aquel que no utiliza su razón para interpretarla y conocerla. Heidegger está convencido de que la verdad consiste en el desvelamiento del ser, por lo que el hombre está vocado a descubrir la verdad del serque se le impone y a pastorear su realidad. Del mismo modo la Caridad, el Amor, es un DON de tal fuerza que se nos "impone", siendonos dado gratuitamente.
Así, la Caridad en la Verdad es una fuerza que funda la comunidad humana, que para que sea plenamente fraterna precisa nacer del Dios-Amor que convoca a dicha unidad. Para evitar caer en desordenes, el desarrollo económico, social y político...
tracking img