Carlos amadeus byington - freud y jung

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4699 palabras )
  • Descarga(s) : 34
  • Publicado : 22 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FREUD Y JUNG: Lo que la Emoción no Dejó Reunir1
Carlos Amadeu Botelho Byington2

Traducción: Psic. Silvia Di Santo (Ecuador)

Apreciados colegas, muchas gracias por la honrosa invitación para presentar una de las dos conferencias de apertura de este Congreso. Agradezco especialmente la sugerencia de mi nombre por Gonzalo Himiob, Luis Sanz y por la Asociación Venezolana de PsicologíaAnalítica. En primer lugar, debo decir que hablo de Freud y de Jung como los padres héroes de mi vocación. Todavía en el curso médico, comencé mi análisis con un psicoanalista y luego me apasioné por la obra de Freud. Estudié Psicoanálisis durante este período con la firme intención de convertirme en psicoanalista. Sucede que mi analista, “sin mi autorización”, fue a hacer análisis con la Dra. Nise daSilveira. Ella había conocido la obra de Jung, había ido a hacer análisis con él y con la Dra. Marie-Louise von Franz en Zurich y había retornado a Rio de Janeiro, donde se convirtió en la pionera de la psicoterapia con técnicas expresivas y de la Psicología Analítica en Brasil. Así aconteció que mi primer análisis, que estaba en su cuarto año, terminó, o continuó, en un viaje a Zurich para formarmecomo analista junguiano. Al concluir mi curso de formación, escribí una tesis titulada Autenticidad como la Dualidad en la Unidad. En ella incluí la noción de complementariedad entre las obras de Freud y de Jung, lo que me costó la ruptura con la Dra. von Franz, la discípula erudita de la obra de Jung y mi querida analista durante cinco años. Al retornar a Brasil y fundar, con otros colegasbrasileños, la Sociedad Brasileña de Psicología Analítica, continué mi creatividad en el desarrollo de la teoría psicológica incluyendo la complementariedad entre las obras de Freud y de Jung dentro de un referente simbólico y arquetípico, que titulo Psicología Simbólica Junguiana. En esta teoría, retorno a la obra y a la figura de Freud para nutrirme y, al hacerlo, frecuentemente recuerdo la frasecélebre de la cultura francesa, que tanto desarrolló el arte de amar: “volvemos siempre a nuestro primer amor” – on revient toujours a son premier

Conferencia de apertura del I Congreso Venezolano de Psicoanálisis. Caracas, junio de 2005. Médico Psiquiatra y Psicoterapeuta. Miembro fundador de la Sociedad Brasileña de Psicología Analítica y Miembro de la Sociedad Internacional de Psicología Analítica.Educador, Historiador y creador de la Psicología Simbólica Junguiana. E-mail: c.byington@uol.com.br site: www.carlosbyington.com.br
2

1

amour. Es dentro de esa perspectiva de afecto y gratitud que les hablaré hoy sobre cómo veo la problemática emocional en la relación de estos dos genios pioneros de la psicología dinámica. Jung conoció el pensamiento de Freud posiblemente a través de lalectura de la Interpretación de los Sueños (1900), pues en su tesis de formación en Psiquiatría – Sobre los Fenómenos Ocultos – la citó tres veces. El encuentro personal entre ellos, que duró trece horas, en febrero de 1907, en la casa de Freud en Viena fue, entre tanto, el gran marco que los reunió en una fascinación recíproca hasta 1912. El núcleo de su relación emocional y transferencialcreativa y defensiva fue probablemente el complejo paterno de ambos. Freud, diecinueve años mayor, a los 50 años ya había edificado los pilares de su obra monumental, que transformaría la cultura con la introducción de los conceptos de inconsciente dinámico y de evolucionismo psicológico. Su problema, como judío dentro de la cultura alemana y médico neurólogo formado en la escuela positivista deHelmholz, era la ratificación institucional de esas nuevas Psicología y Psiquiatría, centralizadas en la sexualidad, en una tradición psiquiátrica en la cual no militaba y que era ejercida dentro de una cultura tradicionalmente cristiana y moralista, con fuerte componente anti-semita. En ese contexto, Jung tenía varias características para ser el hijo ideal, heredero y divulgador de la obra del...
tracking img