Carlos fonseca amador y la revolucion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7510 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CARLOS FONSECA AMADOR Y LA REVOLUCION NICARAGUENSE, POR MATILDE ZIMMERMANN

Matagalpa: los primeros años, 1936-1950

A principios de julio de 1936, una costurera matagalpina llegó al Registro Civil de la ciudad para inscribir el nacimiento de un niño de su vecina Agustina Fonseca, una soltera de veintiséis años procedente del área rural, de oficio lavandera. El secretario anotó los datos delbebé: nacido el 23 de junio, llamado Carlos Alberto Fonseca e hijo ilegítimo.'
Cuando el niño creció miró cómo su mundo estaba dominado por ásperos y a veces violentos contrastes: entre su país Nicaragua y el imperialismo de los Estados Unidos, entre los cafetaleros y comerciantes blancos de la región de Matagalpa y los cortadores de café y campesinos -abrumadoramente indios-, entre el reducidogrupo revolucionario que él fundó y el poderoso y bien armado gobierno de Somoza.
Pero el primer contraste del que Carlos Fonseca Amador llegó a ser consciente debe haber sido el de su propia familia. Él vivía con su madre, su hermano mayor Raúl y, con el tiempo, sus tres hermanos menores, en una pieza sin ventanas, de unos doce pies, en el patio, al lado de la cocina de la casa de una tía. Amedia milla estaba la mansión donde su padre, Fausto Amador Alemán, vivía con su esposa e hijos. La residencia Amador, uno de los pocos edificios de dos pisos en Matagalpa, junto con el frontispicio de la catedral, de la que quedaba a media cuadra de distancia, dominaba el extremo norte del pueblo. En su interior los resplandecientes pisos y gabinetes de caoba, los mosaicos de azulejos, el jardínde árboles y flores y el elegante mobiliario importado, eran mantenidos inmaculados por los sirvientes que allí vivían. La madre de Carlos, Agustina Fonseca Ubeda, había llegado a Matagalpa del lluvioso poblado de montaña, San Rafael del Norte, hacia 1930. De acuerdo con un residente local y pariente lejano de Carlos. San Rafael del Norte, era "una localidad de sencillos habitantes, blancos yrubios en su mayoría, dedicados a la ganadería y al cultivo de la caña de azúcar los que tenían tierras," y la familia Úbeda era de "ganaderos, cultivadores de la caña o de pequeñas huertas, hombres de trabajo y de vida austera, sumamente religiosos, a veces solamente se aparecían en el pueblo para las festividades de Semana Santa.
Como mucha gente rural del Norte, Agustina Fonseca, que teníaveinte años en 1930, llegó a la ciudad buscando trabajo y huyendo del estallido de la guerra. San Rafael del Norte era el pueblo de Blanca Aráuz, la esposa del jefe guerrillero Augusto C. Sandino, y las montañas segovianas que circundan el pueblo se convirtieron en zona de guerra al final de los años veinte.
Agustina, o Tina como era conocida, arribó a Matagalpa con sus dos tías, escasamente mayoresque ella, Isaura y Victoria Úbeda. Tina encontró trabajo como doméstica en el Hotel Bermúdez, donde en 1933 dio a luz dos gemelos varones, Raúl y Carlos. (Este primer Carlos murió siendo un tierno.) El padre de los gemelos fue, según se dice, el teniente Pennington de la marina de los Estados Unidos, un oficial de las fuerzas antiSandino estacionadas en el Norte de Nicaragua.  Cuando Isaura Úbedaadquirió una confortable casa esquinera cerca de la Plaza Laborío, en el extremo sur del pueblo, le permitió a Tina y a su hijo Raúl trasladarse a la pieza del fondo. Esta es la casa donde nació Carlos Fonseca.
La vecina de Tina, Benita Alvarado, ha descrito los días de su amiga como difíciles y trabajosos, "su vida era lavar y planchar." Pero Benita también se describe a sí misma y a Tina comofiesteras, muchachas a las que les gustaban las fiestas en su juventud. "Paseábamos y salíamos a bailar a los lugares que había en la salida a Jinotega. La Tina era muy bonita, y por eso no tenía que arreglarse mucho; al contrario, en las fiestas era la más sencilla, pero la más bonita," dijo Benita. La nuera de Agustina dijo que ella tuvo la "doble desgracia de ser pobre y bella." Entre los...
tracking img