Carlos marx y ravolucion de hoy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3090 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 21 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El marxismo latinoamericano.
Este es un tema por cierto muy difícil de sintetizar, y cualquier intento de hacerlo seguramente motivará justificadas polémicas y críticas por sus citas, omisiones e interpretaciones, pero creemos que muchos estarán de acuerdo en que se trata de una vasta constelación de perspectivas diferenciadas en términos doctrinarios y programáticos; y en que muchos movimientosque se autodenominan marxistas no lo son en sentido estricto.
Es notorio el escaso interés de los fundadores del marxismo por el confin americano del mundo europeo. Muy pocas referencias a América Latina pueden encontrarse en las obras de Marx y Engels. El marxismo latinoamericano fué así en su mayor parte una réplica empobrecida de esa ideología del desarrollo y la modernización canonizada comomarxista por la II Internacional, dominada por la socialdemocracia alemana.
En general, el pensamiento político latinoamericano del siglo XIX y de las dos primeras décadas del siglo XX veía a América Latina como un mundo "atrasado" que solo podría modernizarse identificándose con Europa. Ese paradigma interpretativo fué también válido para el marxismo.
El marxismo latinoamericano se manifestómás como una toma de posición frente al anarquismo y a la democracia liberal burguesa que como una forma de saber sobre lo social y de actuar en sus procesos. Pueden distinguirse en él tres orientaciones fundamentales: - Una búsqueda de autonomía ideológica, política y organizativa del movimiento obrero; - Una preparación para la revolución, por medio de la lucha reivindicativa de la clase obrera; -Una convicción sobre el carácter necesario (e inmanente al desarrollo de la sociedad capitalista) de la revolución (6).
En gran parte, la dirigencia socialista latinoamericana originaria carecía de una cultura marxista sólida y se orientó más bien hacia un reformismo democratizador, buscando la vía de la concientización del pueblo y de la conquista de mayorías parlamentarias. Recién a partir delos años '20 de este siglo, las organizaciones del movimiento comunista difundieron la literatura marxista-leninista en forma sistemática.
Mencionaremos ahora la cronología de algunos hechos importantes: 1870: Se publica en México el MANIFIESTO COMUNISTA; 1890: Se publica en Buenos Aires el periódico marxista EL OBRERO; 1894: Comienza la publicación en Buenos Aires de LA VANGUARDIA; 1896: Sefunda el Partido Socialista en la República Argentina; 1898: Se publica en Madrid el primer tomo de EL CAPITAL, traduci- do al español por Juan B. Justo; 1909: Enrique del Valle Iberlucea comienza a publicar en Buenos Aires la REVISTA SOCIALISTA INTERNACIONAL.
Durante la etapa fundacional, o sea hasta la organización de los partidos comunistas latinoamericanos, el marxismo teórico fué patrimonio casiexclusivo del grupo que rodeaba a Juan B. Justo, principalmente en Argentina pero también en Uruguay, Chile, Bolivia y Brasil. Juan B. Justo era una figura de gran nivel intelectual, que mantuvo una relación crítica y conflictiva con la doctrina de Marx, ya que su propósito político era crear un movimiento socialista para realizar en Argentina una sociedad democrática, conduciéndo para ello a lasclases trabajadoras hacia una activa participación en la vida política. De algún modo, esta actitud lo vincula con la tradición liberal sarmientina, si bien repensando la historia desde el punto de vista de la lucha de clases.
Por otra parte, el socialismo argentino nunca logró producir un fenómeno de adhesión política de nivel masivo, salvo en forma puntual, como fué la elección del "primerdiputado socialista de América": Alfredo Palacios, electo por la circunscripción del barrio de La Boca en 1904.
Del marxismo, Juan B. Justo tomó sobre todo la concepción de la lucha de clases, entendida como lucha social en la que la clase obrera aprenda a organizarse y a gobernar la sociedad.
El objetivo de Juan B. Justo era encontrar una fórmula política para: - Vencer la resistencia del...
tracking img