Carlota y maximiliano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1037 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CARLOTA Y MAXIMILIANO

Dicen que las palabras se las lleva el viento, pero lo que escribimos queda como testimonio; estos dos personajes han sido vistos desde diferentes puntos de vista, como el político, el social, el económico y el histórico, pero poco es lo que sabemos de la manera en que ellos se trataban en la intimidad.

Cuando el rey Leopoldo I de Bélgica le preguntó a su hija Carlota,entonces de 16 años de edad, con quién se quería casar de todos los pretendientes que tenía, ella le dijo que con ninguno, que al que quería era a Maximiliano (entonces de 24 años de edad) y no dejó que nadie la hiciera cambiar de opinión, por lo que su padre mandó emisario a la corte de Austria para tomar su parecer, el emperador Francisco José y su madre, la archiduquesa Sofía, dieron su vistobueno, cuando se lo comunicaron a Maximiliano, éste sólo dijo recordar a Carlota, pero no estaba interesado en casarse con ella, poco después, su hermano y su madre le hicieron decidirse; los prometidos se reunieron en diciembre de 1856 en Bruselas, Bélgica, se trataron y conocieron, el resultado fue que Carlota consideró a su prometido como encantador en todos los aspectos, cuando Maximilianoregresó a Viena estaba muy satisfecho de las cualidades que había descubierto en su prometida.

Se casaron el 27 de julio de 1857 en Bruselas, bajo buenos augurios y grandes fiestas; a las pocas semanas los recién casados se fueron a Milán, pues habían sido nombrados virreyes de las provincias de Lombardía y Venecia, por el emperador Francisco José, las que estaban ocupadas por los ejércitosaustriacos, por lo que las revueltas y el odio hacia sus dominadores era más que patente, el tiempo que duraron en su encargo (1 año 7 meses) fue una dura prueba para los jóvenes Maximiliano y Carlota, ambos pusieron todo de su parte para ser unos virreyes modelo y casi logran su cometido, pero Napoleón III quería una tajada de Saboya, para lo cual mandó agentes secretos que organizaron la agitación yse desató la guerra, lo que provocó que el hermano de Maximiliano lo destituyera de la peor manera, aunque no tenía culpa en lo sucedido, sin embargo, él sabía que jamás le daría otro cargo y a partir de entonces, los encuentros de ambos hermanos fueron terribles; Francisco José firmó un armisticio con Napoleón III, por el que perdió sus posesiones en Lombardía.

Carlota y Maximiliano se van a sucastillo de Miramar, luego hacen viajes juntos y por separado, eran príncipes jóvenes sin hijos, pasó el tiempo y el esperado destino que anhelaban no llegaba, los rumores sobre la pareja iban y venían, mientras Napoleón III queriendo expandir su imperio hasta Norteamérica, mandó tropas a México que lo invaden en 1862 y ofrece la corona a Maximiliano vía el emperador Francisco José; siMaximiliano creyó o no que era solicitado como soberano en nuestro País, sigue siendo algo discutido, lo cierto es que acepta con condiciones, las que nunca se cumplieron; llegó apoyado por conservadores a una tierra extraña invadida por enemigos franceses, queriendo ser y actuar con sus ideas liberales, pronto fue abandonado por la iglesia católica y los conservadores mexicanos, repelido por los liberalespor ser extranjero y cuando el ejército francés se va del territorio mexicano, Carlota lo deja para ir a reclamar el apoyo de quienes nunca tuvieron la intención de ayudarlos, cuando Maximiliano desea abdicar, su madre la archiduquesa Sofía, le manda este mensaje: "prefiero verte muerto en las ruinas de tu imperio mexicano que verte ser la vergüenza de la dinastía en Europa".

Lo que en estahistoria siguió, es de todos conocida, pero si les he de contar algo íntimo de esta pareja, he de mencionar que a Maximiliano y Carlota les gustaba escribirse, guardando sus muchas misivas en un archivo personal, el que trajeron a México en 1864, en ellas Carlota revela su talento político, cuando le hace propuestas a Maximiliano, al que dejaba la decisión de realizarlas o no, pues a él le gustaba...
tracking img