Carrancismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1508 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MANIFIESTO AL PUEBLO DE EMILIANO ZAPATA
Abril 20, 1917

MANIFIESTO AL PUEBLO

El pueblo mexicano ha sido constantemente engañado por sus gobernantes, y, lo que es peor, por hombres que, llamándose sus caudillos, han sido los primeros en traicionarlo una vez conseguida la victoria.

Unos y otros le han impuesto enormes sacrificios y han tenido que contraer onerosos e indignos compromisoscon los potentados de la República o del extranjero para hacer frente a la necesidad de adquirir cantidades fabulosas de dinero, armas y toda clase de elementos de guerra, con ayuda de los cuales han pretendido contener, aunque en vano, el empuje arrollador de las multitudes, ansiosas de tierra, de libertad y de justicia.

La Revolución del Sur, siempre pura y altiva, jamás ha ido a humillarseante un gobierno extranjero para solicitar como un mendigo, armamento, parque o recursos pecuniarios, y, sin embargo, teniendo que luchar contra un enemigo dotado de poderosos elementos debidos al favor de los extraños, ha conseguido arrebatarle palmo a palmo y en lucha desigual, una vasta zona del territorio de la República.

Nuestras tropas dominan hoy, merced al heroico e incontenible esfuerzode los hijos del pueblo, en los Estados de Morelos, Guerrero, Puebla, Veracruz, México, Querétaro, Guanajuato y Michoacán, en todos los cuales el enemigo sólo es dueño, en posesión precaria, de las capitales y de las vías férreas, excepción hecha de los Estados de Morelos y Guerrero, en donde el enemigo ha sido desalojado totalmente.

Las derrotas y los reveses se suceden contra el carrancismouno y otro día, en el norte tanto como en el centro y en el sur; las defecciones de los suyos son cada vez más numerosas y más significativas; la desbandada ha empezado y adquiere a cada momento mayores proporciones; grandes partidas y cuerpos enteros desertan o se rinden a nuestras fuerzas, o pasan a incorporarse a las filas de nuestros hermanos, los bravos luchadores del norte.

Sumados todosestos síntomas al absoluto desprestigio de la odiada facción, indican que el organismo carrancista ha entrado en plena descomposición y que su agonía se acerca a toda prisa.

Es por lo mismo un deber para el Ejército Libertador, formular ante el país, franca y solemnemente, el programa de acción que se propone desarrollar una vez obtenido el triunfo.

Afortunadamente, los errores y losfracasos del carrancismo, bien visibles por cierto, nos marcan con toda precisión el camino, y ahorrarán a la nación el espectáculo de nuevos y formidables desaciertos.

Fresco todavía en nuestra memoria el recuerdo de cómo se inició la catástrofe financiera del carrancismo, nosotros no incurriremos por ningún motivo en la infamia de explotar miserablemente a ricos y a pobres, declarando decirculación forzosa determinado papel moneda, para en seguida desconocerlo sin el menor respeto para la palabra empeñada y los compromisos contraídos.

La cuestión del papel moneda es problema resuelto ya por la experiencia de los siglos. Su emisión produjo en época pasada una tremenda bancarrota en Inglaterra, la provocó aún mayor en la República Francesa, durante la gran revolución, e idéntico desastreoriginó no hace muchos años cuando los Estados Unidos y la Argentina intentaron la misma aventura para hacer frente a dificultades económicas análogas a las nuestras.

Sabemos que mientras persista la actual organización económico-social del mundo, es un absurdo atentar contra la libertad del comercio, como lo ha hecho en forma brutal el carrancismo, reduciendo a prisión y sacando a la vergüenzapública a pacíficos comerciantes que se defendían contra las medidas gubernativas.

No hemos de ser nosotros, ciertamente, los que cometamos la torpeza de agravar con esos procedimientos la carestía de todos los artículos y la miseria para las clases populares, siempre más castigadas que la gente pudiente, en las épocas de las grandes crisis.

El carrancismo ha implantado el terror como...
tracking img