Carta al pueblo de dios de la cev

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3478 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CARTA DE LA COMISIÓ DE CLERO, VOCACIO ES Y SEMI ARIOS DE LA CO FERE CIA EPISCOPAL VE EZOLA A AL PUEBLO DE DIOS QUE CAMI A E VE EZUELA CO MOTIVO DEL AÑO SACERDOTAL

¡Gracia y paz a ustedes, de parte de Jesucristo, el testigo fiel, que ha hecho de nosotros un reino de sacerdotes para nuestro Dios¡ (Ap 1,4.5.6). I. En el Año Sacerdotal 1. Al inicio de esta cuaresma, en la cercanía del JuevesSanto, día en el que conmemoramos la Institución de la Eucaristía y del Sacerdocio; en el marco del Año Sacerdotal, en nombre de los Arzobispos y Obispos de Venezuela, nos dirigimos a todo el Pueblo de Dios que camina en nuestra Patria, en especial a los Presbíteros; a quienes, junto con todos los fieles, queremos expresar nuestro mayor aprecio y sincero agradecimiento, dando gracias al Señor por eldon de su vocación, por cada una de sus personas y por su entrega generosa. 2. Durante este Año Sacerdotal, tenemos la oportunidad de tomar conciencia de lo que significa para nosotros el sacerdocio ministerial y plantearnos qué actitudes debemos tener ante nuestros sacerdotes. Como punto de partida, es necesario que aprovechemos esta ocasión para reafirmar nuestra fe en el sacerdocio de Jesucristo;de tomar conciencia de nuestra participación en el sacerdocio real y común de todos los fieles y de la misión necesaria del sacerdocio ministerial para nuestra vida cristiana y eclesial. Desde esta fe en el sacerdocio, con clara conciencia de lo que son nuestros presbíteros, podremos orar por ellos, acompañar con caridad fraterna a quienes se han configurado a Cristo para el servicio de supueblo, promover y apoyar a quienes reciben la vocación al sacerdocio.

II. Somos un Pueblo de Sacerdotes 3. En su designio de salvación, Dios Padre envió a su Hijo al mundo como expresión radical de su amor por la humanidad (cf. Jn 3,16ss). Para ello, Jesús el Señor se hizo hombre y entregó generosamente su propia vida, cumpliendo la voluntad de Dios Padre, es decir: la salvación de todos los sereshumanos. El Hijo de Dios, con la ofrenda de su vida, nos consiguió la salvación e inauguró una nueva alianza, sellada con su sangre. De este modo, Jesús es quien garantiza una alianza mejor que la primera y llega a ser el único y verdadero sacerdote de esta alianza nueva y eterna (Heb 7, 22.24ss).

4. Fruto de esa ofrenda sacerdotal de Cristo es la hermosa realidad que nos convierte a loscreyentes y discípulos suyos en hijos de Dios y templos vivos del espíritu Santo. Por medio del Bautismo, nos identificamos con Él y somos incorporados a su muerte y resurrección; esto nos introduce en el camino de la nueva vida en Él (cf. Rom 6, 3-4). Por medio del bautismo pertenecemos al pueblo de Dios el cual tiene una dimensión sacerdotal. 5. Cristo, sumo sacerdote y único mediador, ha hecho denosotros, su Iglesia, “un Reino de sacerdotes para su Dios y Padre” (Ap 1,6). Toda la comunidad de los creyentes es sacerdotal, como fieles bautizados participamos del único sacerdocio de Cristo. Los fieles ejercemos nuestro sacerdocio bautismal según la vocación específica que nos es propia, en la misión de Cristo, Sacerdote, Profeta y Rey. Como nos recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica: porlos sacramentos del Bautismo y de la Confirmación los fieles son “consagrados para ser… un sacerdocio santo” (1). El apóstol S. Pablo también nos enseña: que todo creyente le debe dar una dimensión sacerdotal a su propia existencia: haciendo de ella una “ofrenda viva, santa y agradable a Dios” (Rom12,1). Es decir, todos los bautizados, profesando nuestra fe, viviendo en la esperanza y dejándonosmover por el amor, ofrecemos nuestro ser y obrar personal, familiar, social, profesional, laboral, ambiental, como un culto permanente al Padre Creador, que nos ha dado todas las cosas, por medio de Jesucristo Redentor. Además, en la Iglesia participamos del culto sacerdotal de Cristo al Padre a través de la oración y los sacramentos, en especial en la Eucaristía, por medio de la cual, el Pueblo...
tracking img