Carta atenagorica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1114 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 7 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Carta Atenagórica: Maldición autobiográfica de Sor Juana Inés de la Cruz
La literatura contemporánea, particularmente la poesía, refleja el espíritu de la época y guarda lo impetuoso de los conquistadores de la tierra. A principios del siglo XVII, terminó la expansión y España debilitada por los grandes gastos que significó la conquista, tuvo que conformarse con consolidar las ganancias enlas tierras conquistadas y al terminarse los días de los conquistadores llego un periodo de asentamiento social donde se cultivaron las artes y el refinamiento social. Se establecieron entonces universidades en la Ciudad de México y Lima, a la par de numerosas instituciones de estrato social.
Durante los últimos dos siglos de dominación española, las letras producidas en la colonia fueron extensostrabajos de erudición sobrecargados de composiciones de alto rango, pero la mayoría de ellos tuvieron no el mérito suficiente para destacar.
La mayor parte de las creaciones se dedicaban a la realeza, así que el nacimiento de un príncipe español, una boda de la familia real, la muerte de alguno o incluso la llegada de un nuevo virrey eran motivo suficiente para escribir un poema o una canción.Por supuesto, los frecuentes festivales religiosos y seculares eran señal inequívoca de que había que crear de manera entusiasta para el festejo.
La iglesia por lo tanto, era la institución mas poderosa y durante el siglo XVII la Inquisición era la forma de terror a la que recurriera el clero para “llevar civilización” a las nuevas tierras conquistadas.
Se calcula que fueron llevados a caboalrededor de 49 mil juicios y murieron entre tres mil y cinco mil personas. Durante la época de Sor Juana, la Inquisición seguía activa.
Al hablar específicamente del papel de la mujer en la Colonia, nos remontamos entonces a la gran influencia ejercida por la iglesia católica hacia ellas. El clero formaba el carácter y actitudes sociales de las mujeres, además controlaba las vidas a través de laimposición de imágenes especificas que eran consideradas únicas e irrevocables.
Sor Juana es un claro ejemplo de cómo las mujeres hubiesen podido contribuir más a la cultura de la colonia de haber tenido las oportunidades que tenían los hombres.
Juana de Asbaje o la ilustrísima Sor Juana Inés de la Cruz, empezó a entregar al mundo su obra el día que decidió renunciar al matrimonio y dedicarse alos estudios en el año de 1667 durante la época colonia en México.
Es bien sabido que la mujer durante la colonia no tenía derecho a la educación formal, por lo tanto Juana decidió hacer votos e ingresar al convento de las Carmelitas Descalzas donde amasó una de las más imponentes bibliotecas del Nuevo Mundo; fue privilegiada por marqueses españoles y tenía acceso libre a todos los documentosque requiriera, además gozaba de una libertad que no cualquier mujer tenía. Se convirtió entonces en la poetisa oficial tras bambalinas del Virreinato.
El éxito de Sor Juana como poeta durante la colonia se debió su habilidad de manejar un amplio rango de formas poéticas e incluir en ellas temas de la Era Dorada de España. Fue la última gran escritora del Barroco hispanoamericano y ejemplo de lacultura escrita mexicana de su época.
Los prodigios escritos creados por la monja lograron un importante renombre en México y España, sin embargo con los éxitos vinieron los problemas con la iglesia.
Los altos mandos desaprobaron la “osadía” de Sor Juana debido a que era claro que sus poemas hablaban de amor secular y llevaban la cargada influencia del barroco en la cual denuncian que elmovimiento intelectual de la época, la Ilustración era más real que la educación eclesiástica que todos recibían. Sor Juana desde el principio consideró a la mujer más como un ser razonable que uno dado a los arrebatos de pasión como la iglesia tanto alegaba.

Las ideas revolucionarias la llevaron a romper lazos a principios de 1680 con su confesor jesuita Antonio Núñez de Miranda por que la maldijo...
tracking img