Carta de la hacienda de figueroa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1383 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DOCENTE: Dr. SANDRO OLAZA PALLERO ALUMNO: HÉCTOR JUAN HORNOS
COMISIÓN: O26
TRABAJO PRÁCTICO N º 5
CARTA DE LA HACIENDA DE FIGUEROA

INTRODUCCIÓN

Rosas, luego del acuerdo con Lavalle, fue gobernado de Buenos Aires desde l829 a 1934, gobernó correctamente, y logró ordenar un poco la situación imperante. su gobierno coincidió con una importante sequía que hubo en Buenos Aires y en lasprovincias cercanas, pero significó el fin de la guerra civil en Bs. As. Después de haber llevado a cabo la conquista del desierto, se negó a ser gobernador, porque quería gobernar solamente con facultades extraordinarias. Alegaba, que el estado de las cosas no permitiría a un gobernante controlar la situación “si no tenía la suma del poder público”, si no era un dictador.
Como la legislatura deBuenos Aires, no quiso otorgarle la suma del poder público, no aceptó ser reelegido.
Desde su renuncia, varios gobiernos interinos le sucedieron.

Siendo gobernar Maza, finalizando el año 1934, llega a Bs. As., la noticia de una fuerte controversia entre el Gobernador de Tucumán, Alejandro Heredia y el Gobernador de Salta, Pablo Latorre, dos provincias federales.

El Gobernador de Bs. As.,decide enviar un mediador, la elección recae en Facundo Quiroga, hombre de gran prestigio en las provincias, en especial en las del norte, quien vivía en Bs. As., para zanjar las diferencias y pacificar la situación.
Quiroga, antes de aceptar la misión que le propuso el gobernador Maza, consultó con Rosas, quien se encontraba en su estancia del Pino, y que ya tenía habida cuenta de la situación,le pide su opinión, y este le manifiesta la urgencia que había en apagar la anarquía en el norte. Maza, los invita a reunirse en la quinta de Terrero, a Rosas y a Quiroga para seguir cambiando opiniones, y les manifiesta que está ejerciendo el gobierno provisoriamente, sin ministros que lo aconsejen, por consiguiente le pedía a los amigos, una opinión franca acerca de las instrucciones que habíaredactado para el general Quiroga, porque hay que desbaratar todo intento de secesión de las provincias. En general fueron aceptadas, y pasaron a planificar la conducta que debía observar el Comisionado, en caso de que Latorre y Heredia rehusasen el arreglo, diseñan un plan de acción política, por el cual debía exigir la suspensión de las hostilidades, durante la cual el gobierno de Bs. As.pediría a los signatario del Pacto Federal 1831 (lo suscribieron las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires, al que luego se agregó Corrientes) de 1831, se pronunciasen contra la guerra entre Tucumán y Salta, y que así lo ratificaría el Comisionado a los contendientes de planificar un plan de acción política, para evitar la secesión de las provincias del norte.
Rosas, decide acompañar aQuiroga hasta la Estancia de Figueroa en San Antonio de Areco, en el viaje hablan extensamente de la situación del país, también sobre la conveniencia de no dictar prematuramente una constitución hasta la pacificación y organización de las provincias. Quiroga convino en lo mismo, y se prometió solucionar la controversia, valido de la consideración que ambos gobernadores le dispensaban.

En lamadrugada del 17 de diciembre, salió Quiroga de San José de Flores, acompañado solamente del coronel José Santos Ortiz, que se negó obstinadamente a aceptar una buena escolta que Rozas puso a su disposición, diciendo que su persona era la mejor escolta, para contener a cualquier cobarde. Rozas, lo hizo subir a su galera preparada como para viaje con algunos buenos caballos, subió él en el carruaje deQuiroga, y se pusieron en camino. Al oscurecer se detuvieron en la Estancia de Figueroa, aquí tuvieron ambos se última conferencia, y convinieron en que en la madrugada día siguiente partiera el general Quiroga, debiendo alcanzarlo un chasque con una carta del general Rozas, en la cual le expresaría su parecer, respecto de los asunto que se ventilaban.
Mientras que Quiroga se ponía en marcha el...
tracking img