Carta de quito 1977

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1046 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
-------------------------------------------------
CARTA DE QUITO 1977

CONCLUSIONES DEL COLOQUIO SOBRE LA PRESERVACIÓN DE LOS CENTROS HISTÓRICOS ANTE EL CRECIMIENTO DE LAS CIUDADES CONTEMPORÁNEAS
UNESCO PNUD

QUITO 1977

1) DEFINICIÓN DE CENTROS HISTÓRICOS

Este coloquio define como Centros Históricos a todos aquellos asentamientos humanos vivos, fuertemente condicionados por unaestructura física proveniente del pasado, reconocibles como representativos de la evolución de un pueblo.
Como tales se comprenden tanto asentamientos que se mantiene íntegros, desde aldeas a ciudades, como aquellos que a causa de su crecimiento, constituyen hoy parte o partes de una estructura mayor.
Los Centros Históricos, por sí mismos y por el acervo monumental que contienen, representan nosolamente un incuestionable valor cultural sino también económico y social.
Los Centros Históricos no sólo son patrimonio cultural de la humanidad sino que pertenecen en forma particular a todos aquellos sectores sociales que los habitan.

2) SITUACIÓN ACTUAL

El coloquio, frente a los problemas que afectan a los centros históricos de América Latina y particularmente de la región andina, consideraque los problemas de la sociedad latinoamericana contemporánea, inherentes a sus estructuras socioeconómicas, repercuten sobre las ciudades y en particular los centros históricos produciendo, junto con otros fenómenos:

- Procesos de inmigración masiva desde las zonas rurales,
- Fuerte movilidad y segregación social con alternativas de hacinamiento y,
- Abandono de éstas áreas,

Que semanifiestan en:

- Progresiva obsolescencia física y funcional de los inmuebles,
- Conflicto entre las estructuras y dimensión de las vías públicas y las de los nuevos sistemas de transporte,
- Realización de obras públicas inadecuadas,
- Inmoderada expansión de las actividades terciarias,

Todo lo cual crea una destrucción de la calidad del habitat y la ruptura de la armónica relación de loshombres entre sí y con el medio ambiente.
Esta situación afecta a los Centros Históricos en forma aguda ya que están sujetos a múltiples tensiones y presiones, internas y externas, que causan su progresivo abandono por parte de ciertos sectores sociales y provocan la transformación de uso de sus inmuebles, con finalidad puramente especulativa; situación que afecta no solamente a las viviendas sinotambién a los propios monumentos en un proceso de tugurización que se manifiesta en los centros históricos, con la misma mayor intensidad y similares características que los que se registran en las pareas periféricas de las grandes ciudades.
Ha habido hasta ahora conciencia universal de que los llamados centros históricos debían preservarse por su valor cultural y turístico; a ese efecto losgobiernos, organizaciones no gubernamentales y privadas han hecho esfuerzos considerables en materia de restauración y conservación, aislados a veces, por razones turísticas de coyuntura política o conmemorativa y de catástrofes naturales, aplicando criterios limitados que van desde la conservación de monumentos aislados hasta “maquillajes escenográficos”.
En muchos casos esta orientación ha sido elresultado de una posición cultural de élite concretada en medidas y acciones aisladas que no resolvieron en definitiva el problema de los Centros Históricos, por no haber estar orientadas a procurar el bienestar de la comunidad que los habita.
Tampoco la política tradicional de congelamientos, sin inversión alguna de los poderes públicos, sirvió a la preservación, sino que al contrarioconstribuyó a la destrucción de los Centros Históricos.
Documentos internacionales como las cartas de Atenas, de Venecia y las Normas de Quito, que incorporaron progresivamente el concepto de Centros Históricos dentro de un contexto humano y ambiental y que han tenido en su momento importancia, en su aplicación práctica han resultado en ese aspecto también insuficientes.

3) HACIA UNA POLÍTICA DE...
tracking img