Carta lorenzo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1408 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Querido hijo mío, Hoy se cumple un año de tu partida física. De parte mía, digo física, porque primero naciste en mi corazón y así estarás por siempre. Todavía recuerdo ir a la librería y comprar un libro para que me explicara como aumentar las posibilidades de que fueras varón. Seis meses antes, dejé las pastillas anticonceptivas y empecé con el ácido fólico para que mi cuerpo estuviera listopara traerte saludable lo más saludable posible. Poco después, tuvimos la dicha de saber que vendrías a este mundo. A mi cita de los 3 meses y medio mientras el doctor hacia el sonograma, pregunté si se veía algo y él me dijo "bueno sí, pero es muy pequeño y no es seguro". Le insistí al doctor a que me dijera y le prometí que no me iba a hacer de ilusiones y es ahí que me dice que parecía varón.¡Qué emoción! Yo lo sabía, y desde ahí comenzamos a prepararnos para tu llegada. El horrible día 11 de septiembre 2001, cuando tú tenías cerca de siete meses en mi vientre y mientras observaba como las torres gemelas caían, jamás se me olvidara la sensación de terror que eso me causó. Lo primero que hice fue abrazarme la barriga y pensar en tu hermana mayor y en ti y en el mundo que les tocaría vivir.Llegaste a este mundo un día 29 de noviembre de 2001. Estábamos felices y con muchas ansias de darte mucho amor. Tu papá daba vueltas por el cuarto del nerviosismo y Grandma se partía las uñas de la desesperación al verme con dolor. El doctor entraba y salía, ya que eran las olimpiadas y estaba en el otro cuarto mirándolas. Tu hermana mayor estaba en la escuela y Abuelo Lindo (como le dicenustedes) estaba encargado de recogerla y traerla cuando fuera la hora para que te conociera. Fue el parto más doloroso de los tres. Gracias a Dios solo duro dos horas. Yo le decía al doctor "pero es que no me dolió tanto la última vez". De todas maneras lo hice sin ningún medicamento para aliviar el dolor porque quería que nacieras alerta. Luego te pusieron en mis brazos y fue un momento mágico que sólohe vivido tres veces con el nacimiento de cada uno de ustedes. Pesaste 8lbs 4oz y eras un bebé hermoso, grande y robusto. Te decían el gordito savoy, ¡con razón, mi barriga era tan inmensa! Cuando el doctor trajo las tijeras para cortar el cordón umbilical, yo dí un grito que me salió del alma y dije "¡NO, éste lo corto yo!". No sé porque lo hice, no se había hablado antes, ni planificado, solosentí la necesidad de ser yo misma la que cortara el último lazo físico que te unía a mí. Y con mucho orgullo así lo hice. Tu hermana entró a la sala de parto poco después con tu abuelo y estaba feliz y muy emocionada de que por fin, tenía un hermanito. Nos tomamos las fotos como nueva familia de cuatro y te llevaron para el “nursery”, un día muy feliz para toda la familia. Fuiste un bebe lactado,muy amado por todos, muy bueno, muy fácil de manejar y cuidar. De los tres fuiste el único que se quedó calvo para después crecer ese pelo lacio color sol que tantas personas te elogiaban de lo lindo que era, y el que tanto me gustaba sobarte, y por el que un día me preguntaste "mami a mí todos me dicen el cano, por qué?" . Gracias a Dios tuve la oportunidad, igual que con tus hermanas, dequedarme en la casa con ustedes cuando eran pequeños y gozarme sus primeros pasos, palabras, travesuras, en fin todos las primeras cosas. Desde que naciste, estuviste asistiendo y mirando a tu hermana mayor en todas las prácticas de deporte que practicaba; tenis, volibol y golf, entre otros. Sabía que cuando crecieras te iban

a gustar los deportes, ya que desde muy pequeño mostraste destrezas. Es poreso que a tus tres añitos, decidimos que entraras a practicar balompié, el cual te fascinó y percibí que te daba mucha seguridad. Desde chiquito te destacaste en ese deporte. Yo observaba en las competencias que mientras los otros niñitos pateaban la bola para cualquier lado, tú sabías exactamente para donde la tenías que patear, sabías donde era tu arco. Muy orgullosos íbamos todos a verte...
tracking img