Carta sobre la tolerancia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5134 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CARTA SOBRE LA TOLERANCIA

John Locke fue un ideólogo y principal inspirador de la Revolución Liberal Inglesa llevada a cabo en 1688.
En este libro reflexiona sobre las libertades individuales y critica las enormes concentraciones de poder. Tratará en profundidad la relación entre Iglesia y Estado y sus correspondientes limitaciones.
Esta carta a la tolerancia fue impresa en latín yposteriormente traducida al holandés, al francés y al inglés.
El gobierno ha sido parcial en materias de religión y los que más han sufrido por ello han sido aquellos que han luchado por justificar sus propios derechos y libertades. Pero lo han hecho en torno a principios reducidos, adecuados a los intereses de sus propias sectas. Esta estrechez de espíritu ha sido la causa principal de nuestrasmiserias y confusiones.
Hay que buscar una solución total, que se encontraría en una libertad absoluta, justa e igual para todos. Aunque haya sido un tema muy debatido, no ha sido llevado a cabo ni por los gobernantes ni entre los ciudadanos del pueblo.
Los hombres que posean un espíritu amplío, preferirán el interés público al de un grupo particular.

Locke afirma que la tolerancia es lacaracterística principal de la verdadera iglesia. Todos se consideran ortodoxos pero si carecen de caridad y buena voluntad hacia la humanidad, estarán muy lejos de ser verdaderos cristianos.
La verdadera religión no ha sido creada para ejercer poder sobre un número de seguidores, sino para regularla vida de los hombres en conformidad a las reglas de la virtud y de la piedad. Quien sea seguidor de Cristodeberá luchar contra sus propios vicios. “Apártese de la inquietud todo aquel que pronuncie el nombre del Señor” (2 Timoteo II, 19)
Es imposible que los que no practican la religión cristiana pueden convertir a otros en seguidores de esta religión. Teniendo en cuenta al Evangelio y a los apóstoles, nadie podrá ser cristiano si carece de caridad y de una fe verdadera Quienes maltratan, castigan oacaban con la vida de otros hombres por razones religiosas, actúan así por amor hacia las almas de los hombres, para convertirlos en cristianos y lograr así su salvación.
El autor, entonces, se pregunta: si los vicios morales son reconocidos como opuestos a la manifestación del cristianismo, ¿por qué Dios y la Iglesia los pasan por alto?
¿Cuál de los grupos que disputan sobre estas cosas tienerazón? ¿Cuál es el culpable de cisma o herejías? ¿Los que dominan o los que soportan? Todo aquel que siga a Cristo no podrá ser considerado como hereje aunque abandone a su familia o no acuda a las reuniones públicas o a las ceremonias realizadas en su país.
Aquellos que consientan las obras de carne, no heredarán el reino de Dios. Pero si alguno es cruel con aquellos que disienten de su opinión, através de sus acciones está demostrando que no persigue el reino de Dios.
Si alguien sostiene que los hombres deben ser obligados a practicar determinadas doctrinas y a acatar uno u otro culto, aunque no siga sus principios morales; si alguien fuerza a otro a profesar cosas que no cree, permitiéndole practicar otras que nos son permitidas por el Evangelio, no cabe duda de que tal persona sólodesea reunir una asamblea numerosa que profese lo mismo que él, pero, bajo ningún concepto lograría constituir una verdadera Iglesia cristiana.
Si desearan sinceramente la pureza de las almas, seguirían el ejemplo de ese Príncipe de la Paz, que envió a sus soldados a reunir a las naciones y a someterlas a su iglesia pero no por miedo de las armas y la fuerza, sino preparados con el Evangelio de lapaz y sus argumentos.
La tolerancia hacia aquellos que tienen una opinión religiosa diferente, es tan conforme al Evangelio y a Jesucristo que parece increíble que los hombres no se den cuenta de la ventaja que ello supone.
Aunque algunos disfracen su espíritu de persecución y crueldad con el pretexto del bienestar público y otros pretendan que con la escusa de la religión queden impunes su...
tracking img