Carta sobre la tolerancia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 152 (37879 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Carta Sobre La Tolerancia
John Locke

Carta sobre la tolerancia

John Locke

INTRODUCCIÓN Como es usual con los grandes maestros, diversas lecturas emanan de sus obras. Generalmente los argumentos esbozados para defender una postura particular son distintas versiones acerca de "lo que quiso decirnos". A menudo estas reconstrucciones racionales suelen traicionar la compleja realidadhistoriográfica. Hoy hablamos de John Locke, sin duda con justas razones, como el padre del liberalismo, un notable antepasado intelectual de nuestra sociedad capitalista. No obstante este juicio, sumado a las dificultades que encierran los epítetos "liberal" o "sociedad capitalista" son temas tan complejos que no pueden ser completamente verdaderos. Tradicionalmente han existido tres corrientesinterpretativas contemporáneas que han dominado la industria intelectual del legado de Locke. Macpherson (The Political Theory of Possessive Individualism, 1962) visualiza a Locke como el burgués que desarrolla los cimientos del "individualismo posesivo" que caracteriza al homo economicus del capitalismo moderno. La "escuela de Chicago", destacando la importancia del concepto de propiedad, argumenta queLocke defiende una posición conservadora liberal (por ejemplo, Locke on War and Peace, R. H. Cox, 1960; Locke's Education for Liberty, N. Tarcov, 1984; John Locke's Liberalism, R. Grant, 1987). Ambas posturas tuvieron relevancia en su momento, pero recientemente la posición adoptada por John Dunn (the Political Thought of John Locke, 1969), enfatizando lo fundamental del carácter religioso de suempresa, y cómo este compromiso tiene implicaciones en su pensamiento político en general, ha dominado el debate de los últimos años (ver, por ejemplo, John Locke: Resistance, Religion and Responsibility, J. Marshall, 1994). Sin duda existen sólidos argumentos que sustentan estas distintas posiciones, y no parece osado argüir que todas estas interpretaciones de alguna manera se aproximan a larealidad. Pero para comprender el sentido de "lo que quiso decirnos" y, más importante aún, la intención que tenía Locke al escribir su obra, es necesario situarnos en el contexto durante el cual le tocó vivir. John Locke nació en un pueblo al suroeste de Inglaterra en 1632. Su padre era un abogado calvinista. Pese a que era un profesional independiente, con buena situación económica, su bienestarbásicamente dependía de una familia parlamentaria. Esta conexión le permitió a su hijo John no sólo asistir al prestigioso Colegio de Westminster, sino también ser aceptado a los veinte años como estudiante en el Christ Church College, en la Universidad de Oxford. Su carrera académica, graduándose como Bachiller y posteriormente como Doctor, hasta ser nombrado "Censor" de filosofía moral en 1664,seguía el curso tradicional. Durante sus quince años en Oxford escribió un par de ensayos acerca de tolerancia religiosa y unas lecciones magistrales en el tema de las leyes naturales. Hasta entonces su vida parecía bastante plana, salvo por el inusual hecho que había desistido de seguir una carrera clerical, como era acostumbrado en aquella época, optando por el estudio de la medicina. Gracias a estoúltimo, un hecho fortuito cambiaría completamente el curso de su existencia. En 1666, el terrible año del incendio de Londres y la plaga, Locke conoce casualmente a lord Ashley, una figura política clave en la corte de Carlos II de Inglaterra, que posteriormente sería conocido como el primer conde de Shaftesbury. El noble inglés padecía de una afección al hígado que era mortal. En una de sus visitasa las aguas termales de Astrop, en Oxford, para aliviar su dolor, las botellas de agua le fueron llevadas no por su doctor habitual, sino por un amigo de éste, que era precisamente John Locke. Así comenzó esta famosa y afortunada amistad. En menos de un año Locke ya habitaba con la familia como asesor y médico del poderoso lord Ashley. Sin embargo, fue el milagro médico el que pavimentó el...
tracking img