Cartas De Bolívar A Sucre

La Guerra Gran Colombo-Peruana (1828-1829) fue un conflicto armado que enfrentó a la Gran Colombia conformada por los actuales países de Colombia, Venezuela, Panamá y Ecuador contra la República del Perú, ambos países sostenían una controversia limítrofe por el dominio de las provincias de Jaén de Bracamoros y Mainas, reclamadas por la Gran Colombia, según la Ley de División Territorial de laRepública de Colombia, y que el Perú consideraba como parte de su territorio, así como la ciudad de Tumbes, por la Real Cédula de 1802. Culminó en un resultado beneficioso para Perú, país que a la actualidad conserva la totalidad de los territorios que se disputaron. Este es el contexto generalizado en el que Bolívar escribe las cartas a Sucre.

Es probable que no haya existido una persona quedespertara mayor aprecio y admiración de parte de Bolívar como José Antonio Sucre. Ambos fueron figuras de gran relevancia por la magnitud de sus acciones y la influencia de pensamiento en el proceso de Independencia de América. Bolívar fue un hombre que habiendo perdido a su esposa muy joven y apenas después de unos meses de matrimonio, encontró en la búsqueda de la libertad de América su más grandeideal. Sucre no se quedaba atrás, su condición de político, de militar, de estadista, de filósofo no podían dar para menos.

Es propio de los grandes hombres como Sucre romper la barrera de la cotidianidad y del conformismo para transformar su vida en un cúmulo de hechos relevantes en beneficio del colectivo. La unión de Sucre y Bolívar, su coincidencia de criterios, sus altos ideales delibertad y su proyección de visionarios se deja ver en las elogiosas expresiones con las que Bolívar se dirige al Mariscal. Estar cartas que fueron escritas entre los años 1829 y 1830 pone de manifiesto la delicada situación de América, concretamente Colombia y Perú enfrentados por problemas territoriales.
Venezuela y los países liberados por Simón Bolívar arrastran una situación penosa de pobreza eincertidumbre. A pesar de haberse logrado la independencia no dejan de existir focos de resistencia de tropas españolas, y lo que es peor aún, los enfrentamientos internos entre los líderes patriotas hacen tanto daño como los aguerridos ataques de los españoles. Para Bolívar no hay tregua de ningún tipo. Sus enemigos no descansan en el empeño de obstaculizar todo cuanto hace en pro de la libertad yla unión de los pueblos. Tanto Sucre como Bolívar, según se ve en las cartas, están enfermos y en situación verdaderamente desventajosa.

Un hecho a destacar es la experiencia de Sucre como político y militar apenas a sus escasos 34 años de edad habiendo sido ya presidente de una nación, gobernante, comandante de ejércitos y Gran Mariscal de Ayacucho. Su investidura es uno de los pilaresfundamentales para el logro de la independencia y la búsqueda de la estabilidad política de la Gran Colombia.

Bolívar se siente cansado y habla constantemente de su enfermedad; hay un trazo de desilusión en sus palabras; al problema de La Gran Colombia con Perú se suma la indisposición de Venezuela y su deseo de separarse de la Gran Colombia.

Al ver las fechas de las cartas se percibeinmediatamente que el escenario político y militar principal era el del conflicto entre Colombia y Perú. Luego de finalizada la lucha independentista de Perú y pasada la amenaza española que llevó a los peruanos a solicitar la intervención de Colombia, las relaciones entre Colombia y Perú se fueron haciendo paulatinamente más tensas por las disputas territoriales, el deseo peruano de anexar Guayaquil y eldesagrado de los peruanos a la intervención de Bolívar en los asuntos internos de Perú. Los orígenes y primeras manifestaciones de la contienda se dieron seis años antes con el problema de a quién le correspondía la soberanía de la rica provincia de Guayaquil, el tema fue una espina entre las relaciones de ambas repúblicas, Colombia y Perú, hasta que Bolívar la anexó el 15 de julio de 1828....
tracking img