Cartas de manuelita a simon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 133 (33049 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las más Hermosas cartas

así como de otros documentos

Diarios de Quito y Paita,

Manuela y Simón
acompañadas de los

de Amor
entre

1

Hugo Rafael CHávez fRías PResidente de la RePúbliCa bolivaRiana de venezuela isis oCHoa Cañizales MinistRa del PodeR PoPulaR del desPaCHo de la PResidenCia ivan Maiza geRendas diReCtoR geneRal de gestión CoMuniCaCional aRiadna alzuRu MogollóndiReCtoRa de aRCHivos y PubliCaCiones gladys oRtega dávila Jefa de la división de PubliCaCiones

La presente edición ha sido tomada de: Biblioteca Popular para los Consejos Comunales. Serie las Artes y los Oficios. Fundación Editorial el perro y la rana, 2007

© Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia Las más hermosas cartas de Amor entre Manuela y Simón Ediciones de laPresidencia de la República Caracas - Venezuela, 2010 Depósito Legal: lf000000000000 ISBN: 0000000000000

Montaje: Raúl Tamarís, Julio Añón Corrección de Textos: Lic. Gladys Ortega y Lic. Xiomara Rojas

2

3

4

NOTA EDITORIAL

5

6

Bolívar y Manuela, es la historia del amor y las mil batallas, por la independencia, la libertad, la justicia y la igualdad, es la historia quetrasciende la profundidad de nuestros corazones, su influencia nos hace un llamado a la reflexión, un llamado que es una luz que nos irradia, nos arropa, nos toca y ya sólo nos queda el privilegio de reconocer que como bolivarianos somos parte de esta historia. Bolívar el osado, el poeta, el Libertador, el del alma enamorada, el que se dejó llenar del único sentimiento que nos libera y nos salva: el Amor.Y Manuela, la valiente, la dama, la reina, la Caballeresa del Sol, la soldado Húzar, la Coronela del Ejército Libertador, la de las palabras agudas que cortan el viento, la de las palabras sublimes que acarician las tormentas, la musa misma, la libertadora del Libertador, la única de suficiente puntería para atravesar el corazón de Su Excelencia. La invitación, más que a leer es a vivir a revivir,la guerra de independencia, las vicisitudes de dos que se amaron tanto en la clandestinidad de lo posible, las conspiraciones, las traiciones, la gloria y el amor venciendo siempre, incluso después de la vida, incluso después de la muerte. El mundo reconoce hoy en la corriente Bolivariana, la fuerza de la razón, la conciencia y la inspiración, para la construcción de una mejor sociedad, Bolívarpalpita en la conciencia de los latinoamericanos y nuestra corriente Bolivariana hoy se ve fortalecida con el reconocimiento latinoamericano de Manuela Sáenz al grado de Generala, haciendo justicia al estandarte de su arrojo en batalla y a su invaluable ejemplo soberbio para la independencia de América y para la construcción de la Patria. Dicho reconocimiento le reivindica el lugar que merece ennuestra historia. Finalmente y citando a la Generala Manuela Sáenz: “El mundo cambia, la Europa se transforma, América también, ¡nosotros estamos en América!”. Y América está cambiando, nosotros… estamos cambiando.

Presentación

7

Blagdimir Labrador Mendoza Presidente del Banco del Tesoro

8

Testimonio de Simón Bolívar sobre el incidente del zarcillo recogido por Perú de Lacroix(fragmento)
A modo de Prólogo

9

10

Su Excelencia se levantó hoy con un poco de ánimo de salir de paseo a caballo. Regresó más alegre y conversador; así que aproveché para que me hiciera algunas confidencias sobre sus sentimientos de él acerca de mi señora Manuela: «¿Me pregunta usted por Manuela o por mí? Sepa usted que nunca conocí a Manuela. En verdad, ¡nunca terminé de conocerla! ¡Ellaes tan, tan sorprendente! ¡Carajo, yo! ¡Carajo! ¡Yo siempre tan pendejo! ¿Vio usted? Ella estuvo muy cerca, y yo la alejaba; pero cuando la necesitaba siempre estaba allí. Cobijó todos mis temores…» Su excelencia hizo aquí una pausa y luego pronunció: «¡Siempre los he tenido, carajo! (S.E. se interrumpió y me miró suplicante, fijamente, como tratando de averiguar algo. Bajó la cabeza y pensé que...
tracking img