Cartas descriptivas

Elaboración de Cartas Descriptivas:
Guía para preparar el programa de un curso
Gago Huguet Antonio

México. Edit. Trillas, 1978

INTRODUCCIÓN

Este texto es el complemento del publicado con el titulo de modelos de Sistematización del proceso de enseñanza-aprendizaje. El propósito de ambos consiste en lograr que los profesores planeen y organicen en forma efectiva su participación en elproceso educativo. Hablar de efectividad es referirse a un guiso que incluye muchos ingredientes: racionalidad, viabilidad, utilidad, claridad, etc.

Dicho en forma llana, sin la formalidad de un enunciado de objetivos, lo que se pretende en estas paginas es motivar y orientar al profesor para que elabore mejores programas o cartas descriptivas de los cursos que imparte esta pretensión,independientemente de los comentarios o reacciones de asombro que pueda provocar, obedece a una necesidad todavía por satisfacer en las instituciones de enseñanza superior; necesidad tan evidente que en ciertos casos la carencia es no solo de programas bien hechos, sino de todo aquello que se parezca a una guía o elemento rector de las funciones y tareas del profesor y sus alumnos, a fin de logrardeterminado aprendizaje. De acuerdo, también yo creo, ante ciertos programas que serian mejor que no hubiera nada: asimismo, pienso que lo ideal seria tener tal clase de profesores en cada grupo de cada universidad que ningún programa fuera necesario. Pero este no es un libro de ficción.

Probablemente el elector sea de los que opina que la inclusión de estos asuntos en un progr4ama de formación deprofesores es un exceso, ya que por lo general el maestro, al hacerse cargo de un grupo, se encuentra con una situación ya decidida: “aquí tiene el programa, no olvide que es el oficial; por favor entregue las calificaciones tres días después del examen. “ Y adelante con los farolees, En efecto, no debe extrañarnos el desinterés de muchos profesores para elaborar el programa de un curso, sobretodo cuando se respiran aires burocráticos. Pero sabemos que el asunto no concluye ahí y que no todos los maestros se conforman con cumplir las demás posiciones administrativas; lo probable es que se genere una situación caracterizada por la multiplicidad de actitudes, reacciones y formas de proceder. Algunos profesores dirán que si a todo y luego harán las cosas como ellos quieran, para bien o paramal; otros expondrán de inmediato sugerencias o demandas para modificar el programa en vigor, y en este grupo están desde los que presentan nuevas alternativas fundamentadas en argumentos razonables, hasta los que, pancarta en mano, organizan un paro; habrá otros más que realicen las actividades que fija el programa, con la certeza de que algo no funciona del todo bien, pero en espera de que"alguien" haga algo al respecto. El lector puede agregar otras formas de reaccionar que tienen los profesores ante la programación de los cursos, pues habrá tratado con representantes de la amplia gama de posibilidades que ofrece su topología, misma que se alimenta de las características: de los maestros en tanto que son seres humanos, más que del ejercido de su profesión. Ésta sólo proporciona elmatiz circunstancial.

Entre los profesores, como en cualquier otro gremio, existen los que actúan conociendo el asunto que tratan y los que lo hacen con base en opiniones, creencias o suposiciones; existen los que participan con espontaneidad -con conocimientos o sin ellos- y los que prefieren ver pasar y dejar hacer- sean capaces o inexpertos; existen también los que buscan sólo su beneficio ylos que atienden los programas de su comunidad, sean aptos o ineptos y ya sea que participen condicional o incondicionalmente. En estas circunstancias, se justifica nuestra pretensión de que el profesor. que participe en este curso reciba entrenamiento para la elaboración de programas o cartas descriptivas.

Esto se justifica porque. no es conveniente para el proceso educativo que los...
tracking img