Casa de los azulejos y la omnisciencia de jose clemente orozco como destino turístico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3398 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA DEL ARTE EN MÉXICO


LA CASA DE LOS AZULEJOS Y LA “OMNISCIENCIA” DE JOSE CLEMENTE OROZCO COMO DESTINO TURÍSTICO







2 DE DICIEMBRE DEL 2011

INTRODUCCION
El haber elegido como tema de este trabajo la casa de los azulejos y la omnisciencia de José Clemente Orozco (cabe señalar que para mi punto de vista es la mejor pintura dentro de este monumento), no fuepor casualidad, sino que aquí tuvo que ver en su totalidad las costumbres muy arraigadas de mis abuelitos al tener que ir de 3 a 5 veces por semana a tomar una taza de café a su tan amado Sanborns, costumbre que desde que vivíamos en el Distrito Federal ya procuraban.
Este restaurante, dado a su fama nacional de servicio, costumbres y bueno, para muchos su excelente café, ha ido expandiendo susservicios principales que era el de cafetería-restaurante en un inicio, después agregó el bar, su panadería, la farmacia, luego empezó a vender revistas, souvenirs, y por asombroso que parezca, hasta medias y biberones podemos encontrar en la actualidad.
Para dar un plus a sus miles de clientes (en los cuales me tomo en cuenta), creó hace unos 10 años, una revista mensual de circulación internala cual, siempre recalcaba sus orígenes de los hermanos Sanborns y una muy afamada Casa de los Azulejos. Al ir pasando los diferentes núm. que publicaba en el año, nos daba más datos de esta Casa y poco a poco se empezó a formar la necesidad de ir a conocerla.
Lamentablemente no he tenido el espacio de tiempo para ir y disfrutar de sus instalaciones y contemplar sus obras de arte, pero por estemedio, quiero hacer externo todas esas curiosidades y detalles que hacen tan especial este edificio que es símbolo característico de la Cd. De México, y que voy a enfocarlo a un sentido meramente turístico, pero sin que llegue a perder ese aire de grandeza que tiene.
Espero que le agrade profesora y aunque no soy una experta en el tema, deseo que lo deje con un buen sabor de boca.Un poco de historia…
Para empezar es necesario ver todo el contenido histórico de este edificio para poder valorarlo, así que esto comienza así:
La historia de "La Casa los Azulejos" puede remontarse hasta el siglo XVI cuando fue trazada la calle San Francisco (hoy Madero),una las primeras Colonias y por muchos siglos avenida más popular de la Ciudad de México.
Hay varias versiones de lahistoria de este edificio, la que se me hizo más interesante por los detalles que agrega es la siguiente. Después de esta, también explicaré la de Sanborns.
La historia de los moradores de la Casa de los Azulejos, comienza cuando Don Damián Martínez, presionado por sus acreedores, se vio precisado a cederla en propiedad a Don Diego Suárez de Peredo, a quien se adjudicó la finca en la cantidad de$6,500 y quien tomó posesión de la casa y de la Plaza Guardiola el 2 de diciembre de 1596. Posteriormente, Don Diego habría de heredarla a su hija Doña Graciana, quien contrajo matrimonio con Don Luís de Vivero, segundo Conde del Valle de Orizaba.
Pasadas algunas generaciones, se cuenta que uno de ¡os condes del Valle de Orizaba, tenía un hijo que, fiado en sus riquezas, más pensaba en fiestas yderroches que en los ingenios de azúcar. El viejo Conde, cansado de las frecuentes reprimendas a su hijo, le lanzó un reto; "Hijo, tú nunca irás lejos, ni harás Casa de Azulejos", queriendo decirle a su hijo que era un bueno para nada.
Al joven le hizo mella lo de los azulejos y poco a poco cambió de vida, prometiendo reedificar la casa que su padre tenía por imposible. El joven Conde cumplió loofrecido y reedificó aquel "Palacio Azul" revistiéndolo de azulejos, para convertirlo en la hoy famosa "Casa de los Azulejos."
Muchas otras anécdotas y leyendas se cuentan sobre este monumento colonial, como aquella que dice que el 18 de octubre de 1731, la Condesa del Valle de Orizaba, Doña Graciana de Vivero y Peredo, muy debota del Cristo de los Desagravios; una escultura labrada en tamaño...
tracking img