Casa grande como tragedia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1710 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 24 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tragedia nacional: Casa grande

Casa grande de Luis Orrego Luco se ha leído, desde su publicación en la primera década del siglo pasado, como una alegoría nacional. Ciertamente en la obra se pone en escena lo que aparece como el acontecimiento epocal más importante del país a los ojos de una oligarquía que se entiende a sí misma como el centro de la sociedad chilena: su propia decadencia. Laslecturas de Domingo Melfi y Lucía Guerra, situadas en ideologías casi contrarias, coinciden en identificar este rasgo en la obra. Aquí trataré de señalar qué elementos permiten pensar en la caída que se retrata en la novela como una tragedia nacional. Para hacerlo mostraré su carácter totalizador respecto a una cierta idea de nación y cómo el derrumbe del viejo orden resulta previsible peroinevitable.
El único encuentro entre la oligarquía protagónica de Casa grande y las demás clases sociales es la exaltación de un contraste y una jerarquía irreductibles. “Por cima de todo vibran los cobres de la fanfarria militar… (Orrego Luco, 1970, p. 32)”. Precedidos por este son marcial que indica la amenaza última de la violencia como modo de preservar el poder, ingresa en la confusióndemocrática el vis-à-vis del grupo dominante. Como observa Lucía Guerra,
… el carruaje de elegante lacayo del cual emerge la joven de fina pierna cubierta de seda y rostro de porcelana de Sajonia, irrumpe en el ámbito de lo popular creando un contraste entre lo ‘popular y lo refinado’. Cada grupo social contempla al otro como si fuera un espectáculo, poniendo de manifiesto que, en el río desbordado de lamuchedumbre, fluyen dos aguas irreconciliables a nivel de la estratificación socio-económica (2005, p. XXXI).
Desde luego, este mutuo extrañamiento no supone una simetría y no por nada lo que amenaza a la clase superior es una decadencia:
En tan revuelta confusión, sin embargo, sabían conservar el porte de gran tono, el perfume aristocrático, el no sé qué refinado e inimitable que constituye lafuerza y la esencia de las clases sociales superiores –esencia tan perdurable y poderosa que no han sido parte a borrarla ni las sangrientas sacudidas de la revolución francesa, ni las guerras civiles, ni el avance de la democracia, ni las invasiones omnipotentes del dinero (1970, p. 33).
Y tal como el Kim de Kipling, el niño aventurero irlandés que va a jugar con los indios a la India como sise tratara del patio de su casa, el excéntrico Javier Aguirre dispone de las cosas y la gente del centro de Santiago como un auténtico dueño de casa nacional. En fin,
la sociedad chilena se compone de oligarquía mezclada con plutocracia, en la cual gobiernan unas cuantas familias de antiguo abolengo unidas a otras de gran fortuna, transmitiéndose, de padres a hijos, junto con las haciendas, elespíritu de los antiguos encomenderos o señores de horca y cuchillo que dominaron al país durante la Conquista y la Colonia, como señores soberanos (1970, p. 37).
Casa grande exhibe el derrumbe de esta clase desde dentro y, en consecuencia, de la sociedad chilena como se conocía hasta entonces.
Dice Domingo Melfi, a propósito de la importancia de la obra de Orrego Luco, que
cuando el torrentederivado de las explotaciones salitreras afortunadas de fines de siglo y comienzos del actual penetró en la sociedad santiaguina, inmediatamente se vió surgir a los nuevos ricos, a los aventureros de la política, a los especuladores de la Bolsa, a una banda, en fin, de parásitos y oportunistas sin escrúpulos, para los cuales sólo el dinero tenía valor decisivo. El factor de las luchas democráticascomenzaba también a perfilarse en la vida pública. Surgían tímidos y como entorpecidos por la audacia los nuevos elementos que iban a participar en las luchas electorales y a entrar en un Parlamento, en el que había dominado siempre la aristocracia y para lo cual ahora sólo se exigían dinero y riesgo (1970, p. 18).
Sólo los personajes ‘aristócratas’ están clara y detalladamente delineados. El...
tracking img