Casacas rojas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (674 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Casacas rojas
Ya los tenemos aquí.
Este susurro apagado fue recorriendo la guarnición como el último suspiro de un moribundo. Uno a uno, todos los soldados allí atrincherados fueron incorporándosesobre sus piernas fatigadas y ocuparon sus puestos; los que aún permanecían dormidos fueron despertados por quien estaba a su lado y ocuparon su posición. Abundaban los gestos de hastío y pesadumbrey predominaba la resignación; formaban a un paso de distancia uno de otro en una larga hilera que se extendía a través de una empalizada formada por carretas volcadas, sacos de harina y cajas de todotipo.
El silencio era un eco bullicioso aproximándose desde la lejanía; una hilera de rostros enrojecidos por el Sol observaban el horizonte con ojos cansados; densas gotas de sudor calido resbalabapor la piel de sus frentes resecas; la vista se perdía recorriendo el áspero suelo de la llanura y sus grietas circulares hasta donde un frenético borrón oscuro de cuerpos agitados rompía la armoníaincandescente de nubes rojizas que surcaba el horizonte. Eran ellos: marchaban envalentonados coreando arengas tribales que brotaban de sus estómagos llenos y estallaban en sus gargantas tensas ehinchadas, hacían sonar sus escudos golpeándolos con las varas de sus lanzas, avanzaban corriendo y saltando en densa formación hasta que la visión de una marea humana ennegrecida ocupó todo cuanto lavista alcanzaba a ver.
Con pulso desvanecido, los soldados calaron sus bayonetas y encararon sus armas disponiéndose a disparar. La descarga de fusilería abrió una brecha en la maraña febril que seacercaba pero el hueco fue ocupado de inmediato por otros cuerpos que componían el denso organismo vivo, palpitante y frenético de aquella masa humana. Las bayonetas de los defensores formaron en frágilposición defensiva como la hilera de púas de una alambrada. El primer grupo se estrelló con los obstáculos de la empalizada y con el acero afilado de las bayonetas; la euforia momentánea de aquella...
tracking img