Caso cesti hurtado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1612 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CASO CESTI HURTADO
HECHOS
Gustavo Adolfo Cesti Hurtado era un broker de seguros que había pertenecido anteriormente a los institutos castrenses hasta que pasó al retiro con el grado de Capitán en el año 1984. Debido a una operación de seguros efectuada por el Ejército con la Compañía de Seguros Popular y Porvenir, en la cual Cesti Hurtado intervino en calidad de Asesor se le abrió a este últimoinstrucción por los delitos de desobediencia, contra el deber y dignidad de la función, negligencia y fraude ante el Consejo Supremo de Justicia Militar.
En la medida que Cesti Hurtado si bien había pertenecido a las Fuerzas Armadas, al momento de la denuncia no sólo era ya un Capitán en situación de retiro, sino que inclusive los delitos que se le imputaban no configuraban en estrictodelitos de función, se trataba de delitos comunes. Los cuestionamientos a la competencia de los jueces militares para conocer este caso no se hicieron esperar. Tal es así, que la orden de detención dictada por el Consejo Supremo de Justicia Militar había sido dejada sin efecto como consecuencia de la sentencia definitiva de la Sala Especializada de Derecho Público de la Corte Superior de Justicia, defecha 12 de febrero de 1997, que declaró fundada la demanda de Hábeas Corpus interpuesta por Cesti Hurtado. A tal efecto, señaló en su considerando décimo:
“[...] en el presente caso, está demostrada la condición de Oficial en el grado de Capitán del Ejército Peruano en situación de retiro por parte del favorecido Gustavo Adolfo Cesti Hurtado, siendo que su participación en los hechos materia dela acción instaurada en el fuero militar, de acuerdo al estudio analítico-comparativo de los elementos apreciados, son de tipo sustantivo común; en consecuencia dada tal condición personal y al tipo sustantivo determinado, se colige que en todo caso dicho ciudadano no puede ser sometido con mandato de detención a un proceso privativo dentro del fuero militar, estando a que no reúne los requisitosconstitucionales establecidos por el artículo ciento setenta y tres de la Carta Magna para ser considerado como sujeto activo militar al no haber estado desempeñando labores o funciones como militar en cuanto a los hechos que se le atribuyen...” (Expediente N° 335-97).
A pesar de éste, sin duda, contundente argumento, el fuero militar se rehusó a cumplir la sentencia aquí citada, a través deuna resolución de fecha 26 de febrero de 1997 e hizo efectiva la orden de detención dictada por éste con anterioridad. Tales hechos motivaron la actuación de entidades muy respetables como la Defensoría del Pueblo (La Resolución Defensorial N° 012-97/DP, de 24 de marzo de 1997, por la que se recomienda al Consejo Supremo de Justicia Militar que cumpla la sentencia de la Sala Especializada deDerecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima; el Oficio N° DP-99-918, de 14 de octubre de 1999, a través del cual se exhorta al Presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar para que dé cumplimiento a lo dispuesto en la sentencia de 29 de setiembre de 1999 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor de la libertad de Cesti Hurtado y la Resolución Defensorial N° 56-99/DP, de29 de octubre de 1999, por medio de la cual se recuerda al Presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar el deber de respetar lo establecido en el artículo constitucional 44°, es decir, el deber de garantizar la plena vigencia de los derechos humanos, así como la obligatoriedad y el carácter definitivo y ejecutable que inviste a las sentencias de la Corte Interamericana). La CorteInteramericana de Derechos Humanos se pronunció respecto a este caso en concreto en la sentencia de 29 de setiembre de 1999 señalando:
“En cuanto al proceso seguido en contra del señor Cesti Hurtado ante un órgano de la justicia militar, la Corte observa que dicha persona tenía, al tiempo en que se abrió y desarrolló ese proceso, el carácter de militar en retiro, y por ello no podía ser juzgado por...
tracking img