Catalinarias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 164 (40833 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Marco Tulio Cicerón
CATILINARIAS
Edición, introducción y notas de
PERE J. QUETGLAS
catedrático de la Universidad de Barcelona
Traducción de
JUAN BAUTISTA CALVO
[Texto latino proveniente de: http://www.thelatinlibrary.com/cicero/cat.shtml ]
1
Marco Tulio Cicerón C a t i l i n a r i a s
Este libro no podrá ser reproducido, ni total ni parcialmente,
sin el previo permiso escrito deleditor. Todos los derechos reservados
© Editorial Planeta, S. A., 1994
Córcega, 273-279, 08008 Barcelona (España) Diseño colección de Hans Romberg
Ilustración cubierta: busto de Cicerón, Museos Capitolinos (foto Aisa) Primera edición en esta
colección: setiembre de 1994 Depósito Legal: B. 27.862-1994
ISBN 84-08-01178-2
Composición: Víctor Igual, S. L.
Papel: Offset Rotoform, de Clariana, S. A.Impresión: Duplex, S. A.
Encuadernación: Encuadernaciones Maro, S. A. Printed in Spain - Impreso en España
SUMARIO
INTRODUCCIÓN
1. Semblanza biográfica de Marco Tulio Cicerón
2. Una vida marcada por la oratoria.
3. De Cicerón a Cicerón
4. Las Catilinarias .
5. Las Filípicas [omitidas en esta edición]
6. Traducción y revisión.
Cronología .
Bibliografía .
Primera Catilinaria
SegundaCatilinaria
Tercera Catilinaria
Cuarta Catilinaria
2
Marco Tulio Cicerón C a t i l i n a r i a s
INTRODUCCIÓN
1. SEMBLANZA BIOGRÁFICA DE MARCO TULIO CICERÓN
MARCO Tulio Cicerón nace en el año 106 a.d.C. en el seno de una familia ecuestre de la
ciudad latina de Arpino. Su padre, de salud enfermiza, se dedicó con poco éxito a la literatura
pero, y quizá por eso mismo, se preocupó de llevar entemprana hora a sus dos hijos, Marco y
Quinto, a Roma para mejorar su educación. En Roma, Cicerón siguió las enseñanzas de dos
grandes oradores del momento, Marco Antonio y Lucio Craso, a los que en agradecimiento y recuerdo
hizo posteriormente protagonistas del tratado De Oratore. Del 86 al 84 asistió a las
lecciones del poeta griego Arquías, al tiempo que sé relacionaba también con el poetatrágico
Accio. En torno a los veinte años escribió lo que se supone que es su primera obra, el tratado
retórico De inuentione. En el año 81, a los veinticinco de edad, pronuncia el Pro Quinctio, su primer
discurso público, y al año siguiente ya se atreve a acometer un caso de mayor trascendencia
política cuando pronuncia el Pro Sexto Roscio Amerino, en el que se enfrenta a un protegido deldictador Sila. Tras ganar el proceso, en parte para quitarse de en medio y en parte para pulir los
defectos asiáticos de su oratoria, demasiado ampulosa, decide retirarse a Grecia, donde
permanecerá desde el 79 al 77 instalado en Atenas y Rodas, ciudad esta última en que tendrá
ocasión de seguir las enseñanzas de Molón. Tras regresar a Roma inició su carrera política
ejerciendo en el 75 el cargode cuestor en Sicilia. La buena imagen que dejó en la isla le
permitiría luego reunir con facilidad pruebas contra C. Verres, quien en el ejercicio de su consulado
en esta isla (73-71) explotó y humilló a los sicilianos más allá de todo límite razonable. Así,
en el 70, al tiempo que desempeñaba el cargo de edil, denunció y logró la condena de Verres,
pese a que la defensa de éste estabaencomendada a Hortensio Ortalo, el más célebre orador del
momento. Su éxito y las circunstancias en que fue logrado aumentaron muchísimo su popularidad
en Roma y lanzaron definitivamente su carrera política: edil curul en el 69, pretor en
el 66, cónsul en el 63. En el desempeño del consulado descubrió y abortó la conjuración de
Catilina, lo que le llevó a la cima de la gloria política, pero tambiénle atrajo las antipatías y el
odio de un sector de la sociedad. Así, en el 58 se ve abocado al exilio a consecuencia de una ley
propuesta por el tribuno de la plebe Clodio, por la que se condenaba genéricamente a todo el
que hubiera condenado a muerte a ciudadanos romanos sin juicio previo. Tras año y medio, ya
en el 57, pudo Cicerón regresar a Roma gracias a la intercesión de Milón, otro...
tracking img