Catolisismo y la biblia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2641 palabras )
  • Descarga(s) : 14
  • Publicado : 27 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL AMOR AL PRÓJIMO Y LA BIBLIA
Ante los hechos dolorosos de violencia e irrespeto de los derechos humanos que se viven a diario en nuestro país, hay una respuesta de parte de Dios: Él rechaza categóricamente toda injusticia y todo tipo de violencia; Él ha creado todo por amor al ser humano y nos ha creado a todos para amar. Dios fue educando paulatinamente a la humanidad hacia el amor, nosreveló la plenitud de su amor en Jesucristo y nos dio el mandamiento de amarnos como hermanos.
El Antiguo Testamento y el amor al prójimo
También en este aspecto tan importante de la vida humana, Dios ha educado a su pueblo poco a poco. No comenzó a educar de una vez en la fraternidad hacia todos los hombres, sino en la fraternidad entre los «hijos de Abraham» (¡ya éste era un gran paso adelante enla educación hacia el amor, respecto a las costumbres de ese tiempo!)
El amor mutuo de los hebreos tiene su motivación principal en la «alianza». Él representa un gran deber que ellos tienen respecto de sus paisanos, los que pertenecen al pueblo escogido por Dios en Egipto, que tienen parte como comunidad en el pacto con el Señor. Prójimo no significaba para los hebreos todo serhumano, sino el vecino, el amigo, el paisano. Una descripción minuciosa y precisa de los deberes para con el prójimo como pedía el Señor, se encuentra en el Levítico 19,9-18, que termina así: «No odies en tu corazón a tu hermano, pero corrige a tu prójimo, para que no te cargues con pecado por su causa. No te vengarás ni guardarás rencor contra los hijos de tu pueblo. Amarás a tu prójimo como a timismo. Yo, Yahveh».
Sobre esto, los hebreos habían recibido de las tradiciones de los patriarcas ejemplos muy hermosos: Abraham y Lot (su sobrino) habían evitado discordias entre sí (Gn 13,5-12; 14,11-16); Esaú se había reconciliado con Jacob (Gn 33,4); José había perdonado a sus hermanos que lo habían vendido (Gn 45,1-8). Por otra parte, ya los textos antiguos hablaban del tremendocastigo infligido por Dios al asesino de su hermano: Caín. La ley de Moisés había unido después a los deberes para con Dios los deberes que tocan las relaciones entre los hombres: el Decálogo era una expresión clara de ello (Ex 20,12-17). La vivencia de la fraternidad tenía entonces sus límites en las fronteras nacionales: los extranjeros eran excluidos del verdadero amor, lo mismo que lospecadores. Aunque en ningún lugar estaba dicho ni escrito formalmente que se debía llevar en el corazón odio hacia los propios enemigos y los pecadores, sin embargo se permitía la venganza contra un asesino (Nm 35,19). Basta recordar además el Salmo 109 (108), en que el perseguido maldice a sus adversarios que le han devuelto mal por bien.
Sin embargo se encuentran también detalles máshumanos: «Si ves caído en el camino el asno o el buey de tu hermano, no te desentenderás de ellos, sino que ayudarás a levantarlos» (Dt 22,4). Fue sobre todo la reflexión sobre la dura experiencia de la esclavitud en Egipto la que les ayudó a abrir el corazón a un amor más grande y comprensivo: «...porque Yahveh vuestro Dios es el Dios de los dioses y el Señor de los señores, el Dios grande, poderosoy temible, que no hace acepción de personas ni admite soborno; que hace justicia al huérfano y a la viuda y ama al forastero, a quien da pan y vestido. Amad al forastero, porque forasteros fuisteis vosotros en el país de Egipto» (Dt 10,17-18). Por eso no debían molestar al forastero, ni oprimir al esclavo, y en cambio debían amar al peregrino.El libro de Jonás luego va a abrirles más la mentepara entender la grandiosa misericordia de Dios creador, que ama incluso a ese pueblo enemigo y los invita a actuar de la misma manera.
La voz de los profetas
En tiempos de los profetas el pueblo de Israel estuvo muy lejos de practicar aquellos ideales propuestos por Dios. Los profetas, comenzando por ese provinciano que fue Amós, se lamentan de esa actitud de su pueblo: injusticia,...
tracking img