Catolisismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1584 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EDUCACIÓN Y RELIGIÓN El Nacional-Catolicismo que nos gobierna de mano del Partido Popular, acaba de imponer la obligatoriedad de que todos los alumnos y alumnas de este país estudien la Religión como asignatura, de la que deberán demostrar sus conocimientos para poder continuar sus estudios como cualquier otra. Porque aquellos que no elijan la enseñanza confesional, tendrán que estudiar “el hechoreligioso”, “fiestas, días y lugares de culto”, la relación de “Dios y el hombre”, la “política y la religión”, y cosas por el estilo. Y esto se aprueba en unos días en que Aznar está presionando para que la futura Constitución europea reconozca las raíces cristianas del continente. Hasta ahora la religión se enseñaba en las escuelas de forma optativa, lo que tampoco hay que defender, ya quedeben ser exclusivamente las iglesias las que realicen este cometido con la población que voluntariamente quiera acudir a ellas. Pero como parece que los ciudadanos cada vez acuden menos a la iglesia, como no sea para eventos sociales (bodas, bautizos), los obispos han presionado desde hace muchos años para que la escuela universalice algo que ellos, desde sus púlpitos, cada vez tienen menos capacidadde hacer. A la Iglesia, además, se le concede el poder de nombrar a los profesores que impartan esta asignatura, sin que tengan capacidad contrastada para ello, y, por esa misma prerrogativa, pueden despedir a su antojo por motivos ideológicos o comportamientos que la Conferencia Episcopal no comparta, como por ejemplo divorciarse. Afortunadamente empiezan a expresarse colectivos de padres ydocentes que proponen la objeción en este punto, es decir, la no declaración del tipo de enseñanza religiosa, ya que es algo cuya privacidad protege la Constitución. ¿Qué hay detrás de todo eso? Haciendo un poco de historia, hay que recordar que hasta épocas relativamente recientes la educación era un privilegio de unos pocos, los que disponían de dinero o podían prescindir del trabajo de sus hijos enlas faenas laborales de la unidad familiar o del sueldo que aportan de empresas externas. La Iglesia extendió desde hace siglos una maraña de centros educativos principalmente en las zonas donde residía la aristocracia y la burguesía, ayudados por donaciones de terrenos y edificios que hacen de estas mismas clases, para posibilitar la instrucción de sus hijos. No hay más que observar losterritorios en los que hay mayor porcentaje de centros religiosos (País Vasco, Cataluña, Madrid), frente a otros como Andalucía y Extremadura, para ver que la Iglesia se ha dedicado y se dedica a la educación de las élites, salvo raras excepciones de alguna congregación caritativa. 1

Con estas precedentes se llega muy tardíamente en España (como muchos de los aspectos del llamado Estado del Bienestarque no hemos llegado a conocer) a la universalización de la enseñanza obligatoria, y el gobierno de Felipe González claudica frente a la Iglesia, renunciando a una única red de centros educativos públicos, y comprometiendo al Estado en la financiación de los centros privados. ¿Miedo a la Iglesia? ¿Evitar una cuantiosa inversión en edificios? ¿Concepción neoliberal? Puede que las tres cosas juntasexpliquen la actitud del gobierno que entonces tenía mayoría absoluta Se frustra aquí una de las aspiraciones más sentidas de los sectores progresistas de la educación, herederos de los postulados de la Institución Libre de Enseñanza de Giner de los Rìos, que aspiraban a una educación laica, plural, democrática, igualitaria, diversa, solidaria, y que con fuerza se retomó en los años 70. Esadecisión de aquel gobierno de “izquierdas” supone una perversión, pues es la utilización de dinero público para unos fines privados, como la educación en valores e ideologías particulares, cuya formación debe restringirse al ámbito privado. ¿Estaría de acuerdo la sociedad en que el Estado financiara los centros escolares de los partidos políticos, de la masonería, de una entidad que se declare atea y...
tracking img