Cazador de microbios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2375 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO VI.
ROUX Y BEHRING.
Contra la difteria.
Poco después de 1888, Emilio Roux, el ayudante de Pasteur, descubrió que el bacilo de la difteria destila un veneno extraño y que un gramo de esa sustancia bastaba para producir la muerte de 2 500 perros.
En esta época el 50% de las personas enfermas moría sin remedió.
Loeffler examinó un niño muerto tras otro; rebuscó en todos los rincones yensayó cultivar los bacilos en estado de pureza. Pero no encontró microbios más que en las gargantas obstruidas
Roux inició a partir de los principios de Loeffer, acompañado de Yersin fueron al hospital de niños y hallaron el mismo bacilo descrito por Loeffer, lo cultivaron en matraces y empezaron a inyectar grandes cantidades de caldo de cultivo a innumerables pájaros y cuadrúpedos. El caldo decultivo diftérico paralizaba a los conejos. A los pocos días de recibir esos animales una inyección intravenosa pudieron observar como morían victimas de una parálisis.
Roux llegó a la conclusión de que los bacilos segregaban un veneno en el caldo de la misma manera que lo hacen en la garganta de los niños, y donde el veneno pasa a la sangre de estos.
“Tomo unos matraces y puso dentro de elloscaldo esterilizado y sembró cultivos puros de bacilos de difteria, colocándolos después en la estufa del cultivo, pasados cuatro días, en un aparato extraño: un filtro en forma de bujía hueca, de porcelana porosa, el cual dejará pasar el líquido y retuviera los bacilos. Tomando toda clase de precauciones vertieron el caldo saturado de bacilos alrededor de las bujías, mantenidas en cilindros devidrio; pero no conseguían filtrarlo, pero lograron hacerlo empleando aire a presión, logrando hacer pasar y obteniendo un líquido claro, ambarino, que contenía veneno.”
Inoculó el virus en pequeños conejos y conejillos de Indias, pero estos animales sobrevivieron al virus.
Volvió a insistir con “Así pues dejo que el líquido se cociera durante cuarenta y dos días a la temperatura del cuerpo humano,y al filtrar aquel caldo encontró como cantidades increíblemente pequeñas de ese caldo producían efectos terribles en los animales, tanto que unas cuantas gotas mataban conejos, ovejas y perros grandes.
Consiguió preparar un exacto muy concentrado, que un gramo de aquel producto puro resultaba capaz de matar veinte mil conejillos de Indias o 2 500 perros grandes.”
Pero otro bacteriólogo, EmilioBehring, trataba de observar los microbios de la difteria. Behring tenía dos obsesiones:
• La sangre es una savia extraordinariamente misteriosa.
• Que debían existir productos químicos capaces de destruir en hombres y animales los microbios invasores sin causar daño a aquellos.
El objetivo fundamental de Behring era encontrar una sustancia química que cure la difteria, inoculaba infinidad deconejillos de Indias con difteria y todos los animales enfermaron y a medida que se agravaban, les iba a inyectando diversos productos químicos.
“Inyectó a varios conejillos de Indias una dosis de bacilos de la difteria capaz de matarlos con toda seguridad, y a las pocas horas los animales estaban enfermos; después, a las seis horas de la primera inyección, les hizo otra de tricloruro de yodo.”Ese día transcurrió sin complicaciones y al día siguiente los ratones estaban llenos de vida. Con ansiedad febril se dedicó a curar con el producto yodado a más conejillos de Indias; unas veces los mataban los microbios de la difteria, otras veces el remedio. Porque el tricloruro al mismo tiempo que los curaba, les causaba tremendas quemaduras en la piel; les inyectó dosis enormes de bacilos dedifteria y la resistieron, estaban inmunizados.
Pero seguía fija en su mente sus ideas acerca de la sangre.
“Extrajo sangre de unos conejillos de Indias curados y la dejo reposar en tubos por encima de los glóbulos rojos se separó el suero con todo cuidado y lo mezcló con cierta cantidad de bacilos muy virulentos de la difteria. Creía que en la sangre de los animales había algo que los...
tracking img