Cazadores de microbios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4213 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO I
ANTONIO VAN LEEUWENHOEK
EL PRIMER CAZADOR DE MICROBIOS

Leewenhoek fue el primero en asomarse a un mundo nuevo, poblado de millares de especies de seres pequeñísimos.

El fabricaría los lentes que le permitieran ver ese mundo pequeño. (Invención del microscopio).
Observó a través de su lente de juguete montada en oro, una pequeña gota de límpida agua de lluvia, en la que observounos bichitos que nadaban, daban vueltas, y eras mil veces más pequeños, que cualquiera de los bichos que podemos ver a simple vista. Así fue el primer cazador de microbios
Leewenhoek era un hombre muy desconfiado. Aquellos animalitos eran enormemente pequeños y demasiado extraños para tener existencia real, y por esta razón volvió a observarlos, de nuevo vio a aquellos seres, no solo una solaespecie, sino otra más grande que la primera, moviéndose con gran agilidad, porque tenía varios pies increíblemente sutiles. Descubrió una tercera especie y una cuarta, tan pecunia que no acertó a discernir su forma. Pero está viva. ¡Se mueve, recorre grandes distancias en este mundo de una gota de agua! ¡Qué seres más listos!, así los describió

En la cola de un pececillo observó, él primeroentre todos los hombres, los
vasos capilares por los que pasa la sangre de las arterias a las venas, confirmando así la teoría de la circulación de la sangre del ingles Harvey.
CAPITULO II
LÁZARO SPALLANZANI
LOS MICROBIOS NACEN DE MICROBIOS

Spallanzazani se lanzó con ardor a la tarea de recoger los conocimientos más diversos, a poner a prueba toda clase de teorías, a descartar todas lasautoridades por famosas que fuesen y frecuentó el trato de todo género de personas. Se entrego con ardor a poner en duda todo lo existente, sin aceptar nada como cierto, excepto la existencia de Dios.

Negaba la posibilidad de la generación espontánea de la vida; ante la realidad de los hechos estimaba absurdo que los animales, aun los diminutos bichejos de Leeuwenhoek, pudieran provenir de un modocaprichoso, de cualquier cosa vieja o de cualquier inmundicia.

Spallanzazani tenía ya la certeza de que todos los animales, aun los más pequeños proceden de otros
que, a su vez, han tenido existencia anteriormente; también tenía la convicción de que un diminuto microbio seguía perteneciendo siempre a la misma especie de sus progenitores del mismo modo que una cebra no se transforma en unajirafa o procrea bueyes almizcleros, sino que siempre es una cebra y engendra cebras pequeñas, en resumidas cuentas − decía Spallanzazani −. Needham estaba equivocado y yo he demostrado que en la ciencia de los animales lo mismo que en las orbitas de las estrellas, rige una ley y un orden.

CAPITULO III
LUIS PASTEUR
¡LOS MICROBIOS SON UN PELIGRO!

En 1831, Pasteur, empezó a realizarinvestigaciones por cuenta propia, con frascos conteniendo líquido maloliente, y tubos de ensayo llenos de substancias de vistosos colores, el joven Pasteur se aprestaba a hacer su primer descubrimiento en el dominio de la química. Cuando lo hizo tenía veintisiete años; después de mucho examinar montones de diminutos cristales, descubrió que había cuatro clases de ácidos tartáricos y no solamente dos, y que enla Naturaleza hay variedad de compuestos extraños exactamente iguales, que unos son como las imágenes de otros.

Trato de alterar la naturaleza de los seres vivos colocándolos entre potentes imanes; ideó curiosos aparatos de relojería para someter a las plantas a un movimiento pendular, esperando poder cambiar las misteriosas moléculas que las constituyen por otras que fuesen como las imágenesreflejas de las primeras; intento imitar a Dios, quiso alterar especies, etc.

El experimento que había realizado con los bastoncitos productores del ácido láctico le había convencido, aunque nadie sepa el porqué, de otras especies de seres microscópicos eran capaces de ejecutar un millar de cosas gigantescas, útiles y tal vez peligrosas.
Los fermentos que le había revelado el microscopio en...
tracking img