Cdbgdfcfgd

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1780 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
POEMAS ROMANTICOS
Ya no estas abuela...¡Si vivieras, abuelita,
podría contarte tantas cosas!...
Me haría niña
para recostarme en tu regazo,
y, sintiendo tu mano
sobre mi cabeza,
te hablaría de mis penas y fracasos.
Entre frase y frase,
lloraría a ratos;
y tú, con tus tiernas manos,
sabrás enjuagar dulcemente
mi sentido llanto.
Tú me hablarías
con la cordura inherente en ti
y, cualbálsamo eficaz,
tus palabras sanarían mi alma,,
pues tus palabras... abuelita,
supieron siempre consolarme:
mi espíritu pasaría
de la inquietud a la calma,
del desaliento a la entereza,
de la desesperación a la esperanza,,
de la incredulidad a la fe,
de la tristeza a la ilusión,
del desengaño a la confianza...
Quedaría dulcemente dormida
al arrullo de tus frases hermosas.
¡Sivivieras, abuelita...
...podría contarte tantas cosas!... | ContradiccionesAmigo mío... tu no eres lo que parece
tu aspecto exterior es
como un traje que llevas puesto,
un traje hecho cuidadosamente,
que te protege de mis preguntas
y a mí de tu negligenciaEl Yo que hay en ti,
amigo mío
mora en la casa del silencio,
y allí permanecerá para siempre,
inadvertido, inabordable.No quisiera creer enlo que dices
no confiar en lo que haces,
pues tus palabras no son otra cosa
que tus propios pensamientos
hecho sonido
y tus hechos
son tus propias esperanzas en acción.Cuando digo: "El viento sopla hacia el Oriente"
tu contestas: "si siempre sopla hacia el Oriente";
pues no quieres que sepa entonces
que tu mente no mora en el viento, sino en el mar.No puedo comprender tus
navegantespensamientos,
ni tampoco te interesa
que los comprenda
pues, prefieres estar a solas en el mar.Cuando es de día para mi,
amigo mío
es de noche para ti;
sin embargo, todavía entonces
hablas de la luz del día
que danza en las montañas,
y de la sombra púrpura
que se abre paso por el valle;
pues no quieres que escuche
las canciones de tu oscuridad;
ni me dejas ver tus alas
que se agitancontra las estrellas...Y no te interesa que oiga ni que vea
lo que pasa en ti
porque prefieres
estar a solas en la noche... |

Desesperación.
Las estaciones derraman su ruina mientras pasan,
Pues en la primavera los narcisos alzan sus rostros
Hasta que las rosas florecen en ígneas llamas;
Y en el otoño brotan las violetas púrpuras
Cuando el frágil azafrán suscita la nieve invernal,
Perolos decrépitos y jóvenes árboles renacerán,
Y esta tierra gris crecerá verde con el rocío del verano,
Y los niños correrán entre un océano de frágiles prímulas.¿Pero qué vida, cuya amarga voracidad
Desgarra nuestros talones, velando la noche sin sol,
Alentará la esperanza de aquellos días que ya no retornarán?
La ambición, el amor, y todos los sentimientos que queman
Mueren demasiado pronto,y sólo encontramos la dicha
El los marchitos despojos de algún recuerdo muerto. | Dios hará lo demás¿Qué es inútil mi afán por conquistarte:
que ni me quieres hoy ni me querrás...?
Yo me contento, Amor, con adorarte:
¡Dios hará lo demás!

Yo me contento, Amor, con sembrar rosas
en el camino azul por donde vas.
Tú sin mirarlas, en su senda posas
el pie: ¡Quizás mañana las veras!

Yo mecontento, Amor, con sembrar rosas
¡Dios hará lo demás!

*Los invisibles átomos del aire...
Gustavo Adolfo Bécquer
Los invisibles átomos del aire
en derredor palpitan y se inflaman
el cielo se deshace en rayos de oro
la tierra se estremece alborozada
Oigo flotando en olas de armonía
rumor de besos y batir de alas,
mis párpados se cierran...¿Qué sucede?
¿Dime?... ¡Silencio!... ¿Es elamor que pasa? |

Preludio
de Rubén Darío
Hay un tropel de potros sobre la pampa inmensa.
¿Es Pan que se incorpora? No: es un hombre que piensa,
es un hombre que tiene una lira en la mano:
él viene del azul, del sol, del Océano.
Trae encendida en vida su palabra potente
y concreta el decir de todo un continente...
Tal vez es desigual... (¡El Pegaso da saltos!)
Tal vez es tempestuoso......
tracking img