Censura argentina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7719 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La censura en Argentina

Introducción:

El proceso, la represión, la censura, los militares, la violencia, los desaparecidos, Estados Unidos, el F.M.I., Videla, el ejército, los campos de tortura. Son palabras que todos conocemos y que están relacionadas con un hecho en particular: el golpe de estado del ‘76.

Todos conocemos la historia de los militares llegando al poder por la fuerza,de la falta de juicio justo para los culpables de los problemas previos y sobre todo para gente inocente; de la política fascista y de la creciente falta de equidad. También sabemos de la ausente libertad de opinión, del silencio de todo el pueblo argentino y de la falta de divulgación de cualquier idea contraria al gobierno.

¿Por qué pasó esto? ¿Por qué nadie se animaba a hablar? ¿La prensase enteraba de lo que estaba pasando? ¿Y si se enteraban, lo decían? ¿Quiénes preferían callar y quienes hablar?

Según lo que yo sé, los medios tenían prohibido criticar al gobierno militar y su política. Por eso la mayoría prefirió quedarse con algo de culpa y no hacer su trabajo a arriesgar su carrera, su vida y hasta la de sus familiares y amigos.

Los medios, en general, no estabande parte de nadie, de nadie más que de ellos mismos, sólo querían mantenerse de pie y si era posible con un prestigio y un poder que sólo podían conseguir si “se portaban bien”.

A lo largo de este trabajo intentaré contestar estas preguntas que planteé y espero darme cuenta que los medios, cuando pudieron, ayudaron a la Argentina y a sus ciudadanos, a enterarse de lo que en realidad sucedíaen las calles de nuestro país.

La Radio

Por aquellos años en que la violencia alcanzaba dimensiones increíbles y la muerte se convertía en tema de todos los días, la radio argentina estaba en pleno desarrollo, por lo que este proceso fue más largo y dificultoso de lo que tendría que haber sido.

Además de esto la TV le estaba ganando territorio a este medio y se habían convertido ya,en enemigos íntimos. El papel de reunir a toda la familia a la hora de la cena o del almuerzo ya estaba a cargo de la TV y la radio se había convertido en algo que le hablaba al oyente al oído, que se comunicaba con cada uno en particular.

El 24 de marzo de 1976 a las 3:15 a.m. comenzó el sexto golpe de estado desde 1930 conducido por la FF.AA. Todos los programas de radio estabanpendientes de cada movimiento que hiciera cualquier oficial y a las 3:21 de la madrugada ya era un hecho, los militares gobernaban otra vez al pueblo argentino. A las pocas horas se estaban desmantelando todas las radios estatales comerciales y las dependientes del Servicio Oficial de Radiodifusión y la LRA y sus filiales. Mientras que las de radiodifusión argentina al exterior eran condenadas alanonimato. En ese mismo día, a las pocas horas de lo sucedido llegaron distintos comunicados a los medios de todo el país donde estaban los nombres de los “prohibidos” y de los sospechosos.

Desde ese día lo único que abundó en los estudios de radio fueron censuras y cuidados en los mensajes, llamados de atención, levantamiento de programas, clausuras de emisoras, prohibiciones, temas y personas delas que por “órdenes superiores” no se podía hablar.

Los puestos de asesores literarios fueron ocupados por militares que tenían una función mucho más importante que la de aconsejar a los locutores y productores de los programas, ellos registraban todo lo que se decía y salía al aire. Esto se convertía en una problemática mayor cuando los programas eran con invitados, ya que a muchascelebridades se las acusaba de peronistas o comunistas y por lo tanto tenían la entrada prohibida a cualquier medio. Después de unos meses los periodistas encontraron la forma de evadir, al menos un poco, a esta persona: sólo le pasaban títulos y resúmenes de las notas y en el aire, respetando el título y el contenido inicial, como al descuido, pasaban a otro tema. De todas formas había que ser precavido...
tracking img