Children of sanchez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1065 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Era un día como todos los demás en la vida de Jonathan.
Daba su caminata por la playa; la brisa del mar chocaba con su cara y sus pies se hundían en la arena mojada que el sol ahora secaba, llena de conchas que por la noche la marea que subió, dejo ahí. Pero ahora, había alguien con él, una mujer, la más maravillosa y perfecta mujer.
Sus facciones eran tan perfectas como el atardecer, todaella era perfecta.

Caminaban juntos tomados de de la mano, cuando, de repente se escucho a lo lejos como se acercaba una camioneta a toda velocidad e interrumpió la calma del lugar, de Jonathan y su acompañante.
La camioneta derrapo justo delante de ellos llenándolos de arena mojada y agua salada que entro por su boca. Los individuos que iban dentro de la camioneta bajaron y le dijeron a Jonathanque ella era prohibida, ella no era de nadie más, y la subieron a la camioneta desapareciendo entre una nube de arena mientas Jonathan corría gritando detrás de esta con desesperación, tristeza y rabia. Después de tanto correr se rindió cayendo de rodillas.

Unos días después, desconsolado, tirado en un sillón, todavía pensaba lo maravillosa que era esa mujer y la forma en que se la llevaron.Estaba enojado y decepcionado con el mismo por haberla dejado ir sin haber peleado, entonces, tomo una decisión. Saco una maleta del closet, la puso en la cama y la empezó a llenar con ropa y cosas personales, la cerro, la subió al carro y empezó su viaje.

La carretera parecía no tener fin, era brillante y cálida ya que el sol la había calentado durante toda la mañana y parte de la tarde, ahoraestaba atardeciendo y Jonathan recordó la perfección de la mujer que había dejado ir.
Al poco tiempo oscureció y se detuvo a acampar en un lugar más o menos seguro, prendió una fogata y empezó a comer. De repente vio una sombra, que se acercaba, era la silueta de una mujer. Esta se acerco tanto que Jonathan quedo asombrado con lo que veía. Era ella de nuevo, con su perfección como el atardecerque iluminaba más que la fogata que él había prendido.
-Pero, ¿Qué haces aquí?- dijo Jonathan. Y la mujer al escuchar esto corrió lo mas que pudo y el detrás de ella, pero no la podía alcanzar, entonces regreso, apago la fogata aventándole arena, subió al automóvil dejando un gran desastre en el lugar, pero aunque el auto era rápido, no la pudo alcanzar, parecía como si la tierra se la hubieratragado.
Otra vez empezó su viaje, pero ahora su viaje tenía un destino. La mujer.

Un día después de viajar por un camino que parecía no tener fin llego a un pueblo, pequeño, tal vez con unos 150 habitantes como máximo. Recorrió con la mirada el lugar. Las casas eran cabañas pequeñas, de una sola habitación, donde vivían familias de una pareja y 2 hijos. Las calles estaban empedradas yabandonadas, parecía que nadie pasaba por ahí. A lo lejos diviso una Posada, pequeña, donde decidió pasar la noche.
Cuando entro a ella, sintió una brisa cálida, parecida a la hogareña, las paredes eran de un color beige que te tranquilizaba si es que te sentías desesperado o inquieto. Había una pequeña sala, con los muebles gastados por el tiempo y por el uso, se parecía a la sala de los abuelos. El seacerco al mostrador y toco la campanilla. Salió una mujer detrás de una puerta que estaba gastada y fea, parecía caerse al abrirla. El aspecto de la mujer era viejo y cansado, con una camisa que le quedaba como vestido, no usaba pantalones y se podía notar la edad en sus piernas, traía unas sandalias que a simple vista parecían ser corrientes y en la cabeza portaba unos tubos de coloresdesarreglados que al quitárselos no le harían ningún peinado en especial y fumaba un cigarro que hacía que toda la habitación tuviera una neblina.
-¿En qué puedo ayudarle?-dijo la mujer arrastrando la voz.
-Quiero un cuarto por favor
-Al fondo a la izquierda. Tome.-contesto la señora mientras le daba la llave.
-Gracias- respondió Jonathan mientras tomaba su maleta.
En ese momento vio un...
tracking img