Choques petroleros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2675 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 20 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS CHOQUES PETROLEROS YA NO SON COMO ANTES
18 de abril de 2005
Hablar de los altos precios del petróleo comienza a ser costumbre. Preparémonos para seguir oyendo estas noticias. Ahora no es sólo cuestión de geopolítica ­como en los años 70 y 80­, sino que se trata de un fenómeno con profundas repercusiones en la economía mundial. Para México representa la necesidad de redefinir a concienciala política energética de los próximos años con sus repercusiones internas y en la relación con Estados Unidos.
Ronald Buchanan

DEBATE SIN ENERGIA

De los 10 principales países exportadores de petróleo, sólo Noruega tiene una democracia madura. Otros son dictaduras o, como Nigeria, tienen gobiernos "democráticos" hundidos en la corrupción. Otros, entre ellos México, han tenido aperturasdemocráticas cuya validez se cuestiona cada vez más por propios y extraños.
No parece casual. Existe una larga historia de gobiernos autoritarios que han usado las ganancias petroleras para comprar el silencio de sus críticos, mientras los beneficios se han disipado en una larga cadena de corrupción de la cual se aprovechan sólo unos cuantos.

Mientras las instituciones de un país, sobre todo las dejusticia, son débiles, convertirse en exportador del petróleo parece más un mal que una bendición para la mayoría de sus ciudadanos. México no ha superado esa etapa. En términos de sus efectos, el sistema político actual se parece mucho al del pasado. El dispendio en el sector petrolero es enorme, y no sólo en salarios que rebasan con creces lo que ganan sus similares en otros países de AméricaLatina. Y no solamente allí, sino en la mayoría del mundo desarrollado. Basta prender el televisor para ser sometido a un bombardeo constante de propaganda del gobierno que difícilmente se halla en otros lugares. Igual que antes, la lucha política parece más a un pleito por un botín que un debate sobre el rumbo que ha de seguir el país. Las divisiones entre los partidos, y dentro de ellos, giranalrededor de las distintas y no de políticas de gestión industrial y desarrollo económico.

Como se perfila la carrera para la Presidencia, únicamente un optimista supremo podría vaticinar algo distinto. La esperanza, sin embargo, nunca muere. Es obvio que la energía debe ser uno de los grandes temas del debate nacional. En petróleo, nos informan los dirigentes de Pemex que bien podríamos dejar deexportar dentro de una década a no ser que se inviertan cantidades multimillonarias en la exploración en aguas profundas. En gas natural y electricidad, que lo usa como combustible, estamos a pocos pasos de una crisis. La producción nacional de gas está prácticamente estancada, mientras las importaciones cuestan más de 2 mil millones de dólares al año y la tendencia es que aumenten.

La duda essi Estados Unidos ­único proveedor de México y con sus propios problemas de suministro­ puede, o quiere, aumentar sus exportaciones. Pero vamos a necesitar más, puesto que la mayoría de las nuevas plantas eléctricas que se proyecta construir usarán gas.

A pesar de la apremiante necesidad de opciones energéticas, éstas tienen que sujetarse a las necesidades del desarrollo. No se requiere haceralusión a la constante muerte de mexicanos en la frontera con Estados Unidos ­tragedia humana que rebasa con creces la del muro de Berlín­ para saber que una de las necesidades imperiosas es el empleo, y bien remunerado. El otro gran reclamo de la población es la justicia, en el sentido más amplio de la palabra. Si, por ejemplo, se piensa que la meta de crear más empleo no se puede lograr sin unaumento masivo en el gasto en educación técnica y científica, se podría crear un fondo para tal efecto con las ganancias petroleras (Noruega lo tiene), e imponer drásticos recortes en el gasto político. Al fin el Reino Unido, supuestamente la cuna de la democracia parlamentaria, no permite los anuncios políticos en la televisión.

Por supuesto, la efectividad de cualquier iniciativa de ese tipo...
tracking img