Cirse

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5768 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
     El cuento "Circe" fue escrito por Julio Cortázar. La historia transcurre en el barrio de Almagro de la provincia: Buenos Aires. Delia Mañara es bruscamente criticada por vecinos. Principalmente, suelen decir que ella envenenaba a sus ex novios. Sin embargo, hay un muchacho en el barrio que cree lo contrario ya que está profundamente enamorado de la acusada. Él culpa a amigos y familiares deser unos chismosos y defiende con su vida a la chica. 
     Cuando comenzaron a salir Delia Mañara y Mario, su defensor, ella no es capaz de demostrarle cariño. Simplemente, le dice que pruebe sus delicias. Ella prepara licores y bombones, y se los hace probar sólo a él, ni siquiera la familia se atreve a degustar de ellos.

      Un día, Mario comienza a recibir anónimos que le advierten queno se relacione con Delia Mañara ya que va a terminar mal. Sin embargo, él los ignora. Le comenta lo que le estaba ocurriendo al padre de su novia, y le dijo que él teme que Delia también los esté recibiendo. Él describe a su prometida como "delicada y sensible", por otro lado el padre de Delia lo niega.

      Una noche, Mario, cena en la casa de Delia. Ese mismo día Mario y Delia se asoman auna ventana mientras que Mario come uno de sus bombones. De pronto, Mario observa que en el bombón hay algo extraño...

|Circe |
|Julio Cortázar |
|Andone kiss I had of her mouth, as I took the apple from her hand. But while I bit it, my brain whirled and my foot stumbled; and I |
|felt my crashing fall through the tangled boughs beneath her feet, and saw the dead white faces that welcomed me in the pit. |
|Dante Gabriel Rossetti|
|The Orchard-Pit |
| |
||
|Porque ya no ha de importarle, pero esa vez le dolió la coincidencia de los chismes entrecortados, la cara servil de Madre Celeste |
|contándole a tía Bebé la incrédula desazón en el gesto de su padre. Primero fue la de la casa de altos, su manera vacuna de girar |
|despacio la cabeza, rumiando las palabras con delicia de bolo vegetal. Y también la chica de la farmacia -“noporque yo lo crea, pero|
|si fuese verdad, ¡qué horrible!”- y hasta don Emilio, siempre discreto como sus lápices y sus libretas de hule. Todos hablaban de |
|Delia Mañara con un resto de pudor, nada seguros de que pudiera ser así, pero en Mario se abría paso a puerta limpia un aire de rabia|
|subiéndole a la cara. Odió de improviso a su familia con un ineficaz estallido de independencia.No los había querido nunca, sólo la |
|sangre y el miedo a estar solo lo ataban a su madre y a los hermanos. Con los vecinos fue directo y brutal; a don Emilio lo puteó de |
|arriba abajo la primera vez que se repitieron los comentarios. A la de la casa de altos le negó el saludo como si eso pudiera |
|afligirla. Y cuando volvía del trabajo entraba ostensiblemente para saludar a losMañara y acercarse -a veces con caramelos o un |
|libro- a la muchacha que había matado a sus dos novios. |
|Yo me acuerdo mal de Delia, pero era fina y rubia, demasiado lenta en sus gestos (yo tenía doce años, el tiempo y las cosas son |
|lentas entonces) y usaba vestidos claros con faldas de vuelo libre. Mario...
tracking img