Citas cien años de soledad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (849 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
«En cualquier lugar que estuvieran, recordaran siempre que el pasado era mentira, que la memoria no tenía caminos de regreso, que toda primavera antigua era irrecuperable, y que el amor másdesatinado y tenaz era de todos modos una verdad efímera».

«Apartense vacas que la vida es corta».

«El mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre, y para nombrarlas había queseñalarlas con el dedo».

«En realidad, Remedios, la bella, no era un ser de este mundo. Hasta muy avanzada la pubertad, Santa Sofía de la Piedad tuvo que bañarla y ponerle la ropa, y aún cuando pudovalerse por sí misma había que vigilarla para que no pintara animalitos en las paredes con una varita embadurnada de su propia caca. Llegó a los veinte años sin aprender a leer y escribir, sinservirse de los cubiertos en la mesa, paseándose desnuda por la casa, porque su naturaleza se resistía a cualquier clase de convencionalismos».

«Él se detuvo un instante frente al castaño, y una vezmás comprobó que tampoco aquel espacio vacío le suscitaba algún afecto.

— ¿Qué dice?- preguntó.
— Está muy triste- contestó Úrsula- porque cree que te vas a morir.
— Dígale —sonrió elcoronel— que uno no se muere cuando debe sino cuando puede...»

«Era lo último que iba quedando de un pasado cuyo aniquilamiento no se consumaba, porque seguía aniquilándose indefinidamente,consumiéndose dentro de sí mismo, acabándose a cada minuto pero sin acabar de acabarse jamás».

«Llegó a la conclusión que que aquel hijo por quien ella habría dado la vida era, simplemente, unhombre incapacitado para el amor. Una noche, cuando lo tenía en el vientre, lo oyó llorar. Fue un lamento tan definido, que Jose Arcadio Buendía despertó a su lado y se alegró con la idea de que el niñoiba a ser ventrílocuo. Otras personas pronosticaron que sería adivino. Ella, en cambio, se estremeció con la certidumbre de que aquel bramido profundo era un primer indicio de la temible cola de...
tracking img